Una misión técnica de la UE está ahora en Atenas

Bruselas decidirá sobre el futuro de Grecia en pocas semanas

El comisario de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, aseguró hoy que la UE estará en condiciones de tomar una decisión sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia "en unas pocas semanas".

"En base al informe realizado por la misión -en la que participa la UE y el FMI-, podremos tomar una decisión en unas semanas en cuanto a cuáles son los próximos pasos sobre el programa de Grecia", aseveró el comisario, quien dijo que el asunto está siendo "preparado" en estos momentos por parte de los estados miembros y las instituciones europeas.

Rehn hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en Estrasburgo (Francia), preguntado por las informaciones que apuntan a que Grecia no podrá volver a financiarse normalmente en los mercados en 2012, como está programado, y deberá recibir ayuda adicional de sus socios o emprender una reestructuración de su deuda.

El comisario explicó que el objetivo de la delegación de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional desplazada a Atenas es evaluar la puesta en marcha del programa de ajuste y reformas asociado al rescate, para ver "qué necesita reforzarse", pero también realizar una "evaluación de la sostenibilidad de la deuda del país, incluidas sus necesidades de financiación".

Una vez que los estados miembros y las instituciones europeas cuenten con el informe elaborado por los técnicos de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, podrán adoptar una decisión, probablemente en el marco de una reunión del consejo de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), según Rehn.

Preguntado sobre las informaciones que apuntan a que Grecia podría necesitar hasta 60.000 millones de euros adicionales en 2012, más allá del rescate de 110.000 millones concedido a Atenas en mayo del año pasado, Rehn explicó que es demasiado pronto para pronunciarse sobre cifras y se remitió a la misión de la "troika", que es la que deberá determinar las necesidades para el próximo año.

En declaraciones a los periodistas tras la rueda de prensa, el comisario volvió a negar la posibilidad de que Grecia acometa una reestructuración de su deuda y se mostró confiando sobre las posibilidades del país de superar sus dificultades.

Durante la rueda de prensa, Rehn dijo que no hay que "subestimar" los logros de consolidación fiscal alcanzados hasta ahora por el país e insistió en que sus retos consisten en poner en marcha las reformas estructurales y el programa de privatizaciones comprometidos hasta el momento.