Se impone a Sacyr por la oferta técnica

ACS gana el primer contrato del plan andaluz de infraestructuras

La Junta de Andalucía ha encargado al consorcio que encabeza Iridium, filial concesionaria del grupo ACS, la construcción y posterior explotación de la autovía entre las localidades granadinas Iznalloz y Darro, primer proyecto de su plan de infraestructuras otorgado bajo el modelo de colaboración público-privada. La oferta se ha impuesto a la de Sacyr, que era la propuesta más económica.

ACS se ha impuesto a Sacyr en el primer concurso puesto en juego por la consejería andaluza de Obras Públicas bajo la modalidad de la colaboración público-privada. La concesionaria Iridium, en consorcio con Comsa y las andaluzas Martín Casillas, Maygar, Contrat y Arpo, serán las encargadas de diseñar, construir, explotar y mantener la autovía que enlazará Iznalloz con Darro circunvalando Granada.

La oferta del equipo ganador implica el cobro de 20,7 millones de euros a lo largo de 30 años. Se trataba de la segunda puja más económica recibida por la Junta, tras la presentada por Sacyr. Pero ACS obtuvo mejor puntuación que esta última en el apartado técnico.

El contrato se formalizará en junio y las obras darán comienzo en el primer trimestre de 2012. El plazo de ejecución es de 32 meses.

ACS 28,99 -3,50%

Esta nueva infraestructura está llamada a enlazar la A-92, en Darro, con la A-44 hacia Bailén y Madrid, evitando el paso por el área metropolitana de Granada. A la vista de la oferta de ACS, una vez puesta en marcha la autovía en torno a finales de 2014, la Junta irá abonando a la concesionaria los citados 20,7 millones anuales a lo largo de 30 años.

El plan PPP anadaluz se adelanta de este modo con una primera adjudicación al PEI del Ministerio de Fomento. Ambos programas de inversiones buscan el respaldo de la financiación privada para sacar adelante nuevas obras tanto en carreteras, como en ferrocarril y puertos.