La semana que viene comparece ante la justicia por injurias racistas

John Galliano denuncia a su antiguo abogado por desviar tres millones

El diseñador británico John Galliano ha denunciado a su antiguo abogado, Stéphane Zerbib, por "abuso de confianza agravado", acusándole del desvío de cerca de 3 millones de euros (unos 4,3 millones de dólares) en los últimos dos años, confirmó hoy a Efe su nuevo gabinete de defensa.

Dior dice hoy adiós a Galliano y busca recambio de perfil bajo
Dior dice hoy adiós a Galliano y busca recambio de perfil bajo

Galliano, que el próximo 12 de mayo sabrá cuándo va a tener que responder ante la Justicia francesa de las dos denuncias por injurias racistas que pesan sobre él, despidió a Zerbib hace semanas y puso su denuncia el pasado 13 de abril ante el Tribunal de París.

Zerbib tenía a su cargo la gestión de la empresa creada por Galliano para explotar los derechos de su imagen y de su obra al margen de sus actividades para Christian Dior, firma para la que trabajaba como director artístico.

Según la emisora "Europe 1", cuando el pasado febrero el diseñador retomó el control directo de sus cuentas y repasó sus operaciones a lo largo de 2010 descubrió presuntamente "numerosas transferencias" efectuadas en beneficio de su abogado sin relación con la actividad económica de su sociedad.

"Galliano debería conservar su sangre fría de cara a su audiencia de la semana que viene, en lugar de buscar chivos expiatorios", afirmó hoy a la cadena Zerbib, que según su gabinete de abogados, va a denunciar al modisto por calumnia y difamación.

Este caso se une al que tiene pendiente por "injurias públicas contra particulares por su origen, pertenencia o no pertenencia a una religión, raza o etnia, proferidas contra tres víctimas identificadas" y por las que podría ser condenado hasta a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 22.500 euros (33.330 dólares).

El 24 de febrero una pareja le denunció por insultos antisemitas y racistas en la terraza del bar La Perle, en el barrio parisino del Marais, y poco después otra mujer le interpuso otra denuncia alegando haber sido agredida de manera similar el pasado octubre en ese mismo bar de la capital, próximo al domicilio del diseñador.

La firma Christian Dior, que en un principio suspendió a Galliano de sus funciones como director artístico, inició los trámites de su despido al día siguiente de que el diario británico The Sun divulgase por internet un vídeo en el que el modisto, totalmente ebrio, decía "adorar a Hitler" y elogiaba sus prácticas nazis.

Un mes y medio después Galliano, de 50 años, fue despedido además de la compañía que lleva su propio nombre, después de que así lo decidiera el Consejo de Administración de la firma, controlada al 91% por Christian Dior.