Admite el convenio de acreedores

El juez acepta quitas del 70% en el concurso de la planta de Outokumpu

El Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Bilbao ha emitido una sentencia por la que admite el convenio de acreedores de la fábrica de tubos de cobre de la antigua Outokumpu en Zarátamo (Vizcaya), ahora gestionada por la sociedad Leaf Business Holdings (LBH).

El magistrado Aner Uriarte ha aceptado la propuesta de los administradores del concurso, Pedro Olabarri, Alfonso Gómez y Alberto Urbaneja, que plantea quitas del 70% sobre una deuda de 50 millones. El pago de este pasivo está pactado en un plazo de tres años. A cambio, la planta de Zarátamo seguirá en actividad con 37 trabajadores en plantilla tras la salida pactada de 180 operarios.

La supervivencia fabril de la antigua Outokumpu es un ejemplo para aquellas industrias que intentan superar la antigua suspensión de pagos, una situación que en la mayoría de los casos supone el cierre de numerosas fábricas. Los administradores del convenio de Outokumpu han logrado sacar adelante el proyecto en dieciocho meses. La fábrica de Zamudio fue gestionada durante décadas por la siderúrgica finlandesa Outokumpu, que luego cedió la propiedad de las instalaciones a la citada sociedad LBH, en una proceso asesorado por Garrigues.