El Eurostoxx, apenas un 0,01%

Jornada de subidas en Europa

La muerte de Bin Laden ha sido muy bien recibida por las bolsas, pero el efecto de este tipo de noticias no es más que temporal.

Jornada alcista la de hoy en Europa, aunque con volumen disminuido como suele pasar cuando es festivo en Londres.

Una noticia ha dominado de principio a fin el día: la muerte de Bin Laden a manos de fuerzas especiales de EEUU. Esto ha sido muy bien recibido. No obstante con estadísticas en la mano, este tipo de acontecimientos no tienen un efecto más que temporal sobre las bolsas, tanto los buenos como los malos. Existen numerosos estudios que lo demuestran, si se tienen en cuenta por ejemplo, todos los atentados y guerras. Una prueba de lo difícil que es predecir lo que harán las bolsas tras acontecimientos de este tipo es revisar lo que sucedió tras el estallido de la II Guerra Mundial. Más grave que esto imposible. Vean esta cita:

"Hasta el 10 de mayo de 1940, las bolsas de Berlín, Londres y París registraron altas lentas, pero sostenidas. Hasta el 31 de agosto de 1941, Berlín, seguido de cerca por Milán y Amsterdam, tuvo una alza del 75% con relación a su curso del 26 de agosto de 1939. (.../...)

A partir de julio de 1941, París y Bruselas vieron un movimiento al alza sin cesar. Las victorias soviéticas de Timochenko, la conquista de Libia y el desembarcos de Dieppe (aunque fue un fracaso, fue una advertencia) y el de Argel fueron las causas de aquella subida vertiginosa, que alcanzó su punto culminante el 19 de enero de 1943 en Bruselas (alza del 280% con referencia a septiembre de 1939) y el 21 de enero de 1943 en París (alza del 350% con relación a septiembre de 1939), después de la gran victoria de Stalingrado".

Si nos fijamos en situaciones positivas en contraposición a una guerra, podemos recordar la reacción tras la captura de Sadam Husein en diciembre del 2003. El efecto en el S&P 500 fue solo un gap de apertura y al cierre estaba al mismo nivel del día anterior. Por lo tanto, no debemos hacer mucho caso, financieramente hablando, de estas cosas, y es más importante centrarse en lo que hay más al fondo.

Y lo que seguimos teniendo es una tendencia alcista de corto plazo clara. Puede más el helicóptero de la Reserva Federal que todas estas cuestiones de Bin Laden. Por arriba la gran resistencia para Europa vuelve a estar en los psicológicos 3.000 puntos del futuro del Eurostoxx, que siempre cuesta mucho pasar a la primera. Numerosos operadores de muy corto plazo suelen atacar en sus inmediaciones en los primeros toques.

En el futuro del Ibex y en el propio Ibex contado, cómo no, en esos fatídicos 11.000 puntos que no hay manera de pasar desde hace una eternidad.

El gran lastre para Europa, que impide ser alcista como Wall Street en el medio plazo, (aunque sí lo sea en el corto plazo) es el hecho de que a pesar de las declaraciones de los políticos que lo niegan, el mercado está descontando una reestructuración del 40% de la deuda griega. Hoy mismo, el gobierno griego ha dicho que esta posibilidad no tiene sentido para ellos, ya que antes que eso, simplemente negociarían aplazar pagos a los préstamos del FMI y de la UE. Han aprovechado para lanzar más leña al fuego los del partido extremista finlandés que han vuelto a declarar hoy públicamente que van a intentar parar el rescate a Portugal por todos los medios a su alcance.

La gran figura técnica que todo el mundo está siguiendo es el H-C-H invertido que sigue marcando el futuro del mini S&P. Mientras no pierda la zona de 1.340, tiene posibilidades de conseguir el objetivo técnico de la figura que estaría en 1.440.

Los datos macro del día han sido positivos, con unos gastos de construcción en EEUU mucho mejor de lo esperado, y un dato de ISM de manufacturas también por encima de lo esperado. Este dato de ISM es el más antiguo de los que se publican en EEUU (Antes se llamaba NAPM), y goza de mucha consideración por parte de los operadores. El nivel actual sigue indicando según las estadísticas históricas que el crecimiento de EEUU sigue siendo más que aceptable.

Por último no olvidemos, que hoy ha sido primer día de trading del mes, y que se ha vuelto a cumplir la pauta estacional que suele tener este día, motivada por el encauzamiento de dinero de los fondos de inversión, y por determinadas entidades, que se cierran el último día del mes y se abren de nuevo el primero para solventar problemas contables y de apalancamiento.