Fuerte bajada

Blackberry cae en Bolsa tras tener que revisar a la baja sus previsiones

Cuando una compañía publica sus previsiones y se ve obligada a rebajarlas un mes después, todas las alarmas se disparan. Y si esa compañía se enfrenta además a la competencia de dos gigantes mundiales que están arrasando en el mercado de móviles como Apple y Google, entonces esa alarma se convierte en algo cercano al pánico.

Eso es lo que le pasó la noche del jueves al viernes a RIM, la fabricante canadiense de las Blackberry. Con las acciones al alza en un día tranquilo, sin nada que alertara de lo que se venía encima, la compañía lanzó uno de esos tan temidos profit warnings, los avisos de que los resultados no serán como se esperaban.

La cotización de la compañía se suspendió antes del anuncio, pero las consecuencias se vieron pronto en el mercado fuera de hora. Un 11% de castigo para las acciones de RIM. Al final el viernes, en su regreso a la negociación, las acciones cerraron con una caída del 14,38%.

Y es que el mercado dice haber perdido la confianza en una compañía que cambia sus previsiones 34 días después de hacerlas y teme que Blackberry se haya contagiado del mal de Nokia, la incapacidad de los de siempre, de los fabricantes con décadas de experiencia en terminales móviles, para competir con los recién llegados Apple y Google en los teléfonos de gama alta.

"Esto daña aún más la ya baja credibilidad de RIM", aseguraba Mike Abramsky, analista de RBC Capital Markets en Toronto, según una nota recogida por Bloomberg.