70 aniversario de la compañía

Abengoa triplicará en 3 años su inversión en I+D

La compañía de ingeniería y energías renovables Abengoa triplicará en tres años su inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), desde los cerca de 100 millones de euros actuales hasta unos 350 millones.

En un encuentro con la prensa con motivo del 70 aniversario de la compañía, fundada en 1941 como fabricante de contadores de electricidad, el consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, subrayó el compromiso de la empresa con el desarrollo sostenible y las energías renovables, en las que es líder en energía termosolar y en biocombustibles de segunda generación (biomasa).

Sánchez Ortega se refirió al actual modelo de desarrollo económico, marcado por el aumento de la población, de la demanda de energía y de los residuos industriales, así como por las tendencias a la escasez de agua y de combustibles sólidos.

El consejero delegado de Abengoa aseguró que en los próximos años descenderá el peso de los combustibles fósiles en la cesta energética entre un 30% para el petróleo y un 10% para carbón y gas, mientras que las energías renovables aumentarán su presencia en más de un 300%.

El directivo de esta compañía, que dedica el 76% de su actividad a energía y el 24% al medio ambiente, reciclaje de productos industriales y gestión de agua, señaló que las nuevas inversiones tendrán como prioridad la energía termosolar, los biocombustibles de segunda generación y la desalación de agua.

Abengoa contaba en 2010 con más de 70 proyectos en generación, transmisión, desalación y cogeneración, así como con 32 activos de tipo concesional en estos sectores.

El pasado año, Abengoa tuvo un beneficio de 207 millones de euros, un 22% más que en 2009, al tiempo que aumentó su facturación un 34%, hasta 5.566 millones, y su resultado operativo (ebitda) un 26%, hasta 942 millones.

Para 2011, Abengoa espera obtener un ebitda de 1.105 millones de euros y de 1.500 millones en 2013.

La mitad de su facturación corresponde al mercado americano, especialmente a Estados Unidos y Brasil, y sólo el 26% de los ingresos proviene del mercado español.

La compañía, que gestiona en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor la mayor planta termosolar de Europa, está construyendo en colaboración con la norteamericana Abound la mayor termosolar del mundo en el desierto de Arizona (EE UU), con una potencia de 260 megavatios.

Este proyecto cuenta con una inversión de 1.900 millones de dólares (1.284 millones de euros al cambio actual), de los que 1.450 millones de dólares (980 millones de euros) cuentan con la garantía del Gobierno de Estados Unidos.

La firma española, en colaboración con la francesa Total, trabaja también en la construcción en Abu Dhabi de la mayor planta termosolar de Oriente Medio, que contará con una potencia de 100 megavatios.

Sánchez Ortega señaló que "las petroleras serán cada día menos petroleras y más energéticas" y vaticinó la entrada de estas compañías en el mercado de los biocombustibles, que en Europa representarán un 20% del consumo total en 2020, de acuerdo con las directivas comunitarias.

En Estados Unidos, esta cuota pasó del 2% al 10% en los últimos ocho años, mientras que en España este porcentaje se limita en la actualidad al 2,38%.