Logra beneficios frente a las pérdidas del primer trimestre de 2010

Las plusvalías impulsan el resultado de Ferrovial

Los 208 millones de plusvalía por la venta Swissport han dado alas al resultado de Ferrovial en el primer trimestre. Esta ganancia, unida a la producida por la desinversión en la M-45, ha permitido a la constructora lucir beneficio neto en el primer trimestre, frente a pérdidas en el mismo periodo del año anterior.

La clave del giro radical en las cuentas de Ferrovial hay que buscarla en las ganancias que ha conseguido por la venta de dos activos importantes. El primero y principal es la filial de servicios Swissport, que le ha reportado unas plusvalías de 208 millones de euros; el segundo es la M-45, con una ganancia asociada de 45 millones.

Estas dos desinversiones suman 253 millones y han hecho posible que Ferrovial luzca números negros en la última línea de su cuenta de resultados, porque sin ellos no habría sido posible. De una forma u otra, lo cierto es que la constructora ha conseguido cerrar el primer trimestre con beneficios, según las cuentas presentadas a la CNMV. Son 224 millones de euros y contrastan con los 80 millones de pérdidas del mismo periodo del año anterior.

Esta reversión de las pérdidas no oculta que casi la única línea de la cuenta de resultados que mejora con respecto a 2010 es la última, la del beneficio. En la parte alta de la tabla las circunstancias son distintas, sobre todo porque las desinversiones de los últimos meses dificultan la comparación.

Así, los ingresos de Ferrovial han experimentado una caída del 13,8%, hasta los 2.280,6 millones de euros, pero en términos comparables el crecimiento sería del 3,1%, según las cuentas de la constructora, con todos los negocios (construcción, autopistas, aeropuertos y servicios) en positivo. Lo mismo sucede con el Ebitda, que cae un 16,5%, pero subiría un 8% si la comparación fuera homogénea.

Al margen de la marcha operativa, la cuenta de pérdidas y ganancias muestra una mejora de tendencia en los gastos financieros, que se reducen de cuantía. Bajan a 426,6 millones, una mejora del 11,9%.

También la deuda neta se reduce y se sitúa en 19.163,4 millones, 626 millones menos que en diciembre.