Consejo de Ministros

El Ejecutivo aprueba la agenda de reformas que llevará a la UE

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, anunció ayer que el Consejo de Ministros de mañana aprobará la agenda de reformas que remitirá a Bruselas y que deberán cumplirse con carácter "inapelable, irremediable e inexorable", empezando por la reducción del déficit público. En este sentido, remarcó que el Gobierno "cuenta con apoyos" entre la oposición para acabar la legislatura "en marzo de 2012" culminando el paquete de reformas emprendido, ya que no legisla "ni por las encuestas ni por las elecciones", sino por el "bien del país".

"Sacaremos adelante los Presupuestos de 2012", aseveró. En la clausura de unas jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) acerca de la Ley de Economía Sostenible, Jáuregui explicó que la primera reforma es la reducción del déficit público en el calendario comprometido con Bruselas desde el 9,2% del PIB actual, de manera que cierre 2011 en el 6% y 2012 en el 4,4%, llegando al 3% en 2013.

Jáuregui advirtió que en este objetivo también deben implicarse las comunidades autónomas, ya que de lo contrario, el coste para ellas de incumplir el objetivo, en términos de gastos financieros en la emisión de deuda, sería también "carísimo" por las dudas en los mercados.

En dicha agenda de reformas se incluye también la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para vincular la evolución del gasto al PIB nominal en el medio plazo, de obligado cumplimiento para la Administración General del Estado y los ayuntamientos, y que se negociará con las regiones.

Carácter horizontal

Jáuregui destacó el carácter "horizontal" de las reformas, ya que se extienden prácticamente a todos los sectores de la economía española. Así, afectarán al sistema financiero, el mercado energético, el industrial y el turístico, así como a todos los ámbitos sociales.