850 millones de euros

Los beneficios trimestrales de Credit Suisse caen un 45% respecto al año anterior

Credit Suisse, el segundo banco helvético, registró un beneficio neto de 1.100 millones de francos suizos (unos 850 millones de euros) en el primer trimestre de 2011, un 45 % menos que en el mismo periodo de 2010.

La entidad financiera indicó que sus resultados se han visto afectados por el debilitamiento del tipo de cambio del dólar estadounidense y del euro frente al franco suizo, moneda en la que efectúa su contabilidad. El segundo banco de Suiza comunicó asimismo que entre enero y marzo registró una entrada de nuevos fondos de 19.100 millones de francos (14.700 millones de euros), frente a los 26.00 millones de un año antes.

Sin embargo, el resultado mejora en un 35% las cifras del último trimestre de 2010, según ha anunciado hoy la entidad financiera en un comunicado.

El consejero delegado de Credit Suisse, Brady Dougan, se mostró complacido por estos resultados y consideró que son la prueba de que el modelo comercial de su establecimiento "genera ingresos estables y de gran calidad", señala el comunicado. "Durante un trimestre marcado por una fuerte incertidumbre en los mercados, mantuvimos una fuerte dinámica con respecto a nuestros clientes, ganamos cuotas de mercado y generamos 19.100 millones de francos de nuevos capitales netos", sostuvo el ejecutivo.

Agregó que paralelamente, el banco trabaja con las autoridades (suizas) de regulación "para instaurar un sistema financiero más robusto, que abra el camino a un mercado para los títulos de capital condicional de conversación obligatoria".

El Grupo Credit Suisse gestiona activos que alcanzaban 1,28 billones de francos a finales del pasado marzo, una cifra estable con respecto a un año antes. Su capitalización se mantuvo a un nivel muy elevado, con un ratio de fondos propios de base del 18,2%.

Dougan consideró que el entorno se mantendrá "constructivo" en 2011 y que Credit Suisse será capaz de mejorar su posición en el mercado.