En lo que va de año acumulan ya 42,4 millones

La Champions reparte 584,7 millones a los dos grandes del fútbol español

La Champions League, fundamentalmente, aporta al que la gane prestigio, nombre, atractivo ante los consumidores y anunciantes... pero también sonoros premios en metálico. Desde que se instauró la competición, Barça y Madrid han facturado a la UEFA 584,7 millones.

Champions.
Champions.

Hasta ahora, F. C. Barcelona y Real Madrid se han enfrentado en la Liga y la Copa, dos competiciones importantes (sobre todo la primera) en la que se basan buena parte de las esperanzas de la temporada.

La Champions, sin embargo, es otro planeta. Para los clubes, la competición supone el trampolín necesario para optar a mejores contratos de patrocinio, más anuncios, más venta de camisetas, mejores opciones para contratar a los mejores jugadores... Y, además, hay muchos millones en pagos directos.

Los números hablan. Real Madrid y F. C. Barcelona se han repartido 584,69 millones de euros desde que en 1992 se instauró la actual configuración de la Champions League (297,9 millones para el club blanco, 286,8 millones para el blaugrana). Es más, en un buen año en el terreno económico como el que registró el Barça la temporada pasada (récord de facturación, con 399 millones millones) la principal competición europea llegó a suponer el 10% de los ingresos, según los datos facilitados por la UEFA, la institución que preside el astro francés Michel Platini.

Entre 1992 y 2009, cada uno de los equipos obtuvo 249,5 millones (el Real Madrid) y 226,9 millones. La temporada pasada, tras caer en cuartos, el club blanco ingresó 26,8 millones cuartos. El Barça alcanzó las semifinales, y eso le permitió cobrar 39,06 millones, la mayor cifra de su historia. En lo que va de temporada, el actual campeón de Liga lleva ingresados 20,8 millones, por 21, 6 millones de su rival de hoy. La UEFA paga 800.000 por victoria y 400.000 por empate. Además, solo por jugar el principal partido del año, el equipo que supere la eliminatoria ingresará 5,6 millones, que subirían a nueve millones si encima lo gana.

Y todo, sin contar con el consabido pool de mercado, una partida que la UEFA asigna sobre la base del valor de cada mercado de televisión, el principal generador de ingresos. Con esta partida se logra dar más importancia a las grandes potencias en lo que respecta a los derechos de retransmisión. España está en el grupo de cabeza, el de las federaciones que envían cuatro equipos a la Champions. El primer clasificado del año anterior se lleva el 40% del total que se reparte al país determinado, el segundo el 30% y así sucesivamente.