Los ingresos solo cubrirán salarios y costes del proceso

La liquidación de Marsans no dará para pagar a acreedores

Los ingresos que se logren de la liquidación de los bienes del grupo Marsans, en concurso de acreedores, solo cubrirán el pago de salarios, tributos y costes del proceso. La juez ha aprobado el plan de liquidación y asume, como la administración concursal, que los bienes del grupo son insuficientes para satisfacer a los acreedores.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha aprobado el plan de liquidación del grupo Marsans, declarado en concurso de acreedores en junio de 2010, con las modificaciones propuestas por los administradores concursales, según comunicó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En el auto publicado ayer, la juez Ana María Gallego explica que la administración concursal plantea una liquidación que consistirá en la venta por lotes y fases sucesivas del patrimonio de Marsans. La juez recuerda que los administradores concursales no han solicitado autorización para pagar créditos concursales dado que "todo el producto de la liquidación se destinará, insuficiente, al pago de créditos contra la masa pendientes de satisfacción". Los créditos contra la masa, explica la magistrada, son esencialmente los costes del mismo proceso de liquidación; salarios, indemnizaciones y tributos y cotizaciones de la Seguridad Social.

La juez además recuerda la advertencia realizada por la administración concursal de Marsans "en torno al hecho de encontrarse los activos materiales en lugares sin actividad empresarial y que son inmuebles ajenos", lo que "puede suponer un riesgo para la liquidación, sin que se pueda contar con medios en la masa para sufragar una custodia profesional, ni existen empleados que puedan mantener vigilancia sobre la mayoría de dichos activos".

Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual anunciaron en junio del pasado año el traspaso de Marsans a la sociedad Posibilitumm, encabezada por el empresario Ángel de Cabo Sanz. Al mismo tiempo la compañía solicitaba su entrada en concurso de acreedores.

Posibilitumm presentó un plan de liquidación para Marsans en septiembre de 2010, a pesar de que durante julio y agosto trató de lanzar el mensaje de que reflotaría la compañía de viajes. Los administradores concursales nombrados por la juez advirtieron al juzgado que el plan presentado por Posibilitumm "recoge una valoración totalmente arbitraria de los activos de la compañía".

A finales del pasado año la administración concursal presentó su informe sobre el grupo y en el mismo advertían que la labor de Posibilitumm al frente de Marsans "ha sido contraria a las más elementales normas de defensa del patrimonio de la concursada". Además solicitaban la declaración de concurso necesario de Marsans.

En su informe, que fue publicado en exclusiva por este diario, los administradores concursales del grupo de viajes destacaron que los nuevos dueños de Marsans, Posibilitumm, se pusieron sueldos de hasta 500.000 euros. "Solo las nóminas de seis de ellos suman unos salarios brutos anuales de más 1,5 millones", indicaba el informe.

Venta al mejor postor

La administración concursal de Marsans plantea una liquidación con venta de lotes por fases. Los bienes se publicitarán en www.concursomarsans.info durante 15 días; después los oferentes tendrán cinco días para presentar las ofertas. Estas serán estudiadas por la administración concursal, que considerará la venta al mejor postor. Si no se vendieran se procedería a su subasta judicial. En caso de no liquidarse los bienes muebles serán destruidos (soportando la masa del concurso su coste).