Sus acciones se mantienen estables

Nokia bate previsiones pero no despeja los nubarrones de su negocio

Nokia aumentó su beneficio neto un 32% en el primer trimestre de este año respecto del mismo periodo de 2010 y batió las expectativas de los analistas. Pero los expertos anticipan que sus márgenes en el negocio de terminales de telefonía móvil caerán.

Nokia, líder mundial en telefonía móvil, aumentó su beneficio neto un 32 % en el primer trimestre de este año respecto del mismo periodo de 2010, hasta los 231 millones de euros (335 millones de dólares). El beneficio se sitúa muy por encima de los 177 millones de euros previstos por el consenso de analistas recopilado por Bloomberg.

Las ventas netas del gigante finlandés se situaron en los 10.339 millones de euros (14.990 millones de dólares), lo que supone un incremento del 9,2 % en relación al primer trimestre del año anterior. En cambio, los beneficios por acción se mantuvieron sin variaciones y alcanzaron los 9 céntimos de euro por título, igual cifra que en 2010, según apuntó la compañía en un comunicado.

Varios expertos consultados por Bloomberg advierten que el futuro de Nokia es imprevisible, debido a su debilidad ante los nuevos competidores, especialmente Apple, con su iPhone o Samsung. "Es extremadamente predecir la posición de Nikia en el mercado de los terminales de teléfonos móviles a largo plazo", apunta Michael Schroeder, analista del banco finlandés FIM Bank.

Las acciones de Nokia, después de haber llegado a caer un 4% a lo largo de la sesión, han cerrado con un ascenso del 0,4%.