En verano

El Tesoro de EE UU quiere vender buena parte de sus acciones en General Motors

El Tesoro estadounidense pretende vender una parte significativa de la participación que mantiene en el grupo automovilístico General Motors durante el próximo verano, a pesar de que previsiblemente la operación le supondría anotarse minusvalías.

Una venta de acciones de General Motors en los próximos meses provocaría que los contribuyentes de Estados Unidos perdieran parte de los 50.000 millones de dólares (unos 35.211 millones de euros) que el Gobierno inyectó en la corporación, según The Wall Street Journal.

Para evitar las minusvalías, el Tesoro tendría que vender a un precio de al menos 53 dólares por acción, muy por encima de la actual cotización de General Motors, que se sitúa en torno a los 30 dólares por título.

No obstante, un portavoz del Tesoro aclaró que operación de venta de los títulos de General Motors está en una fase muy "preliminar", y recordó que hasta finales de mayo existe un blindaje que impide una transacción de este tipo.

"Consideraremos todas las opciones, con los objetivos de proteger los intereses de los contribuyentes y de salir del capital (de General Motors) tan pronto como sea posible", apostilló.

En caso de que el Ejecutivo estadounidense decidiera vender ahora toda su participación en General Motors, perdería más de 11.000 millones de dólares (unos 7.750 millones de euros). El Tesoro redujo del 61% al 26,5% su participación, como consecuencia de la OPV de noviembre pasado.