La crisis ha invertido el procedimiento habitual

Pasos para comprar una casa: lo primero, ir al banco

A la hora de comprar una vivienda ir al banco ha pasado de ser el último trámite a convertirse en el primer escollo. Los pasos completos que hay que dar para convertirse en propietario, mañana en la edición impresa de Cinco Días.

Ilustración sobre hipotecas
Ilustración sobre hipotecas

La crisis ha alterado la forma de comprar viviendas. Los expertos aseguran que el procedimiento habitual se ha invertido y ahora el primer paso es acudir a la entidad para pedir la hipoteca con ahorros en el bolsillo. A partir de ahí la suerte está echada.

Aunque algunos datos económicos -restricción del crédito, desempleo, subida de los tipos de interés y del euríbor- juegan en contra, la caída de los precios y la amplia oferta son favorables. La siguiente guía práctica ayuda a tener claros los pagos a seguir a la hora de embarcarse en lo que seguramente es la inversión más importante de la vida. Más completa mañana en la edición impresa de Cinco Días.

1. Ir al banco: Lo primero es asegurarse la hipoteca. Antes de todo es recomendable utilizar un simulador de hipotecas para orientarse en el tipo de préstamo que se puede obtener en función de los ingresos. Si el banco da el 'ok', para seguir adelante es importante saber la financiación máxima que concede la entidad, ya que condicionará la búsqueda de la vivienda.

2. Contar con ahorros: El comprador debe ser consciente de que las entidades no financian los gastos que genera la adquisición de una vivienda (impuestos, notaría, escrituras). Estos gastos suponen aproximadamente el 10% del precio final. Pero el esfuerzo financiero del comprador puede alcanzar hasta el 30% del precio del piso.

3. Valorar la situación económica y laboral: Con la crisis todavía dando coletazos y la coyuntura económica actual, desde Foro Consultores aconsejan valorar especialmente la situación personal y laboral de cada uno. "Hay que plantearse posibles escenarios futuros y valorar la seguridad laboral".

4. Buscar en función del dinero disponible y negociar el precio: Cuando ya se sabe el dinero disponible, es momento de iniciar la búsqueda de la vivienda en función de las posibilidades y de las necesidades. Existe la opción de elegir un inmueble en manos de las entidades financieras, que en estos casos ofrecen condiciones preferentes de financiación y más flexibilidad.

5. Comprar pensando en el futuro: Desde el portal inmobiliario idealista.com se recomienda comprar una casa pensando más en el futuro que en las necesidades actuales porque es un buen momento para explorar el mercado y hacerse con una casa mejor y más grande que hace un año.