El beneficio neto de ACS rebasará los 1.000 millones en 2011

Florentino Pérez: "Parece que seguimos sin hueco en Iberdrola"

Toca hacer la digestión en ACS. Tras invertir 5.112 millones en 2010, y una vez se alcance el 51% de Hochtief, Florentino Pérez cree que 2011 será un año de austeridad y protagonismo para las desinversiones. En la junta de accionistas evitó el conflicto con Iberdrola y se limitó a observar que "parece que sigue sin haber hueco en el consejo".

Florentino Pérez: "Parece que seguimos sin hueco en Iberdrola"
Florentino Pérez: "Parece que seguimos sin hueco en Iberdrola"

La de ACS debe ser una de las pocas juntas a las que los accionistas de a pie acuden con cámara de fotos para retratar al presidente. Tras la reunión, llovieron felicitaciones y abrazos a Florentino Pérez: unas por la operación de Hochtief, otras por la clasificación del Real Madrid para las semifinales de la Champions. En definitiva, un paseo para Pérez y su equipo. Incluida la rueda de prensa posterior.

El presidente de ACS evitó en todo momento entrar al choque con el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Tras asegurar que no planea compras voluminosas de papel de la eléctrica, calificó de positiva la integración de Iberdrola y su filial de renovables, así como la entrada de Catar en el capital de la eléctrica (ACS se diluyó hasta el 19%).

Y fue esquivando la cascada de preguntas sobre la estrategia a seguir en la junta que Iberdrola celebra el 27 de mayo: "Iberdrola es una inversión estratégica para ACS y lo que es bueno para esa empresa es bueno para nosotros", se limitó a valorar. A preguntas cada vez más directas, concedió un simple: "Parece que en el consejo de Iberdrola sigue sin haber hueco" para el primer accionista. Así, no desveló si ACS reiterará, o no, la petición de ingreso en el órgano de decisión.

ACS 26,63 -1,22%

Una de las últimas cuestiones en el interrogatorio de los periodistas hizo alusión a la marcha del consejero delegado de Hochtief tras batallar con ACS durante la opa: "¿Se puede trasladar este caso a Iberdrola y a su primer ejecutivo?", se le preguntó a Pérez. "Eso no merece contestación, en ACS hablamos de estrategia empresarial, no de personas", zanjó.

Si el morbo de la comparecencia de Florentino Pérez ante los medios residía en sus respuestas sobre Iberdrola, el interés de ACS durante la reunión con sus accionistas fue destacar la importancia de la integración de Hochtief.

El grupo español espera alcanzar el 51% de la germana "en las próximas fechas" y proceder a la consolidación global de sus cuentas. Gracias a ello, 2011 podría cerrarse con una facturación de 35.000 millones y un perfil de la empresa mucho más internacional, con el 70% de las ventas fuera de España.

En cuanto al beneficio, ACS estima que el neto ordinario crecerá entre un 7% y un 10%, desde los 923 millones declarados en 2010. Esa evolución implicará rebasar los 1.000 millones antes de extraordinarios.

En este último capítulo, el de la venta de activos, ACS cuenta con la operación de Clece, una autopista chilena y el traspaso de los activos renovables. Tras invertir 5.112 millones en 2010 y acumular desinversiones por 2.788 millones, las cifras podrían darse la vuelta en 2011. ACS dice estar satisfecha con su posición en Abertis (10%), en Iberdrola (19,02%) y en breve alcanzará el 51% de Hochtief, desde el actual 42,6%. A partir de aquí toca austeridad, ponerse a los mandos de la alemana, y hacer caja con activos considerados maduros.

La dificultad de vender los parques eólicos

- Los abundantes trámites legales y auditorías que requieren las plantas eólicas para cambiar de manos, hace pensar que ACS podría vender sus activos en energías renovables en dos tandas. Primero se colocarían los 349 megavatios (MW) de energía termosolar distribuidos en siete plantas españolas, y después se irían vendiendo los 1.799 MW en energía eólica que ACS tiene en España, Portugal, México, Perú y Brasil. En todo caso, el grupo prevé la venta de la práctica totalidad de su cartera de plantas de generación de energía renovable en 2011.

- El futuro consejero delegado de Hochtief, Frank Stieler, es del total agrado de ACS. La compañía española solicitará dos consejeros en la junta del 12 de mayo, para sumar cuatro representantes.

-Respecto al proceso que se sigue en la Audiencia Provincial de Bilbao sobre la petición de un consejero en Iberdrola, Florentino Pérez manifestó ayer que ACS está dispuesta a llegar hasta el Tribunal Supremo para reclamar una representación proporcional a la participación del 19,03% que atesora en Iberdrola. "Creo que tenemos razón y es cuestión de tiempo. Tenemos el convencimiento de que lo razonable acaba por imponerse", aseguró. Pérez también comentó que no tiene prevista reunión alguna con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, antes de la junta de Iberdrola que se celebra el 27 de mayo.

- La junta de ACS se zanjó con la aprobación del pago, en julio, de un dividendo complementario de 1,15 euros por título. Una cifra que, sumada a los 90 céntimos entregados a cuenta, resulta una remuneración total de 2,05 euros.

Lo que descarta por el momento ACS es promover ampliaciones liberadas de capital para pagar a los accionistas con papel, y la emisión de bonos convertibles, en este último caso por el coste de esa vía de financiación.

El nivel máximo de deuda se sitúa en 7.500 millones

Además de engordar el beneficio neto, ACS se ha impuesto la tarea de reducir su deuda neta hasta los 7.500 millones al cierre del presente 2011. Un ejercicio que implicaría un recorte del 6% desde los 8.003 millones.

"Somos optimistas, será un buen año, pero lo mejor está por venir", resaltó el presidente Florentino Pérez, alumbrando la salida de la crisis. En su discurso dirigido a los accionistas, el ejecutivo recordó que la transformación de la economía española requiere "reformas profundas y dolorosas". Pérez recomendó un plan económico en el que se aborden inversiones en educación, sanidad y obra civil. "En algún punto del proceso habrá que iniciar una nueva etapa en el desarrollo de infraestructuras", comentó.