Cierran sus 34 tiendas en España con 1.224 empleados

PC City aumenta el bonus a los jefes de tienda para evitar el pillaje interno

Dixons, el segundo mayor distribuidor de equipos informáticos en Europa, deja España. La compañía anunció ayer que cierra sus 34 tiendas y su web de comercio electrónico. Una medida que afectará a toda su plantilla, 1.224 empleados. La firma ha informado a sus jefes de tienda que ligará gran parte de sus bonus a evitar el pillaje entre trabajadores.

PC City aumenta el bonus a los jefes de tienda para evitar el pillaje interno
PC City aumenta el bonus a los jefes de tienda para evitar el pillaje interno

Era la crónica de una muerte anunciada y ayer se confirmó. A primera hora de la mañana, Dixons Retail enviaba un comunicado informando que iniciaba formalmente su proceso de salida del mercado español. La decisión, advertía, supondrá el cierre de todos los centros de trabajo de la compañía en España (las 34 tiendas PC City y la sede central) y de su web de comercio online. Una medida que afectará a toda su plantilla, compuesta por 1.224 empleados.

El desconcierto entre los trabajadores era ayer máximo, después de recibir la noticia en una reunión con la dirección. "No sabemos qué hacer", reconocían algunos con tristeza. A los jefes de las tiendas les habían comunicado la noticia el día anterior. La empresa les convocó en el Hotel Barajas, de Madrid, a las seis de la tarde del miércoles.

"Nos contaron que están tratando de buscar soluciones para salvar el mayor número posible de puestos de trabajo. Y que tienen ofertas de algunas empresas para quedarse con partes de PC City, pero la verdad es que nos lo contaron con tan poco entusiasmo que no nos creemos nada", dijo a CincoDías uno de ellos.

En ese encuentro, y según la misma fuente, a los jefes de tienda se les explicó que la compañía ligará gran parte de sus bonus a que eviten situaciones de pillaje entre los trabajadores, "porque ya, desde que saltó la noticia hace semanas de que barajaban el cierre, empezó a pasar".

Sobre este punto, el director general de PC City, Jorge Benlloch, aclaró en una entrevista telefónica con este periódico que los empleados de PC City siempre han tenido un sistema de retribución con una parte fija y otra variable. "No es algo nuevo; lo que hemos hecho ahora es cambiar los objetivos por los que los jefes pueden cobrar su bonus, porque ciertamente ahora puede haber un riesgo mayor al pillaje".

Benlloch insistió en que la empresa está tratando de preservar el mayor número de empleo posible. "Ya hemos tenido una primera reunión con los sindicatos presentes en el comité de empresa y tenemos dos semanas para intentar mantener puestos de trabajo. Después, empezaremos a tramitar el expediente de regulación de empleo (ERE)". El directivo aseguró que han sido proactivos y que ya han mantenido contactos con empresas interesadas en activos de PC City. "Tenemos un valor como marca, contamos con un call center que puede ser muy interesante para ciertas compañías, al igual que algunas tiendas... Pero no hay nada cerrado; por ahora, son solo conversaciones confidenciales". UGT rechazó la decisión de la compañía y comunicó a la dirección su propósito de poner en marcha todos los mecanismos legales a su alcance para defender los intereses de los trabajadores. "No descartamos ni las movilizaciones ni la huelga", dijeron desde el sindicato.

"Tenemos stock para siete semanas"

Respecto al calendario de cierre de tiendas, fuentes internas señalaron que la fecha tope será el 30 de mayo, aunque Jorge Benlloch aclaró que no podrán cerrarlas sin el permiso de la autoridad laboral. "Todo dependerá de la negociación, aunque buscaremos cerrar un acuerdo lo antes posible". El directivo, que no quiso hablar de condiciones de despido, dijo que tienen stock para siete semanas, "aunque habrá productos que puedan faltar en algunas tiendas". Benlloch negó que solo vayan a suministrar equipos a las 10 tiendas que más venden, como sostienen otras fuentes. La firma, que concluyó ayer una agresiva campaña comercial con descuentos del 25% para liquidar stock, aseguró que el cese de actividad no afectará a las garantías y obligaciones de la empresa.

Dixons justificó su salida de España en la "progresiva caída del consumo, las pérdidas acumuladas por la cadena y los planes del grupo para centrar su actividad en tiendas combinadas de informática y electrónica". PC City ha acumulado unos números rojos de 67 millones en los ejercicios 2008-2009 (últimos subidos al registro mercantil), en los que la facturación no dejó de caer. En 2009, esta bajó un 12% hasta 239,5 millones.