Por su exposición a la vivienda y la deuda soberana

El FMI ve en España un ejemplo reformista pero cree que las cajas son vulnerables

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que España es un ejemplo reformista, pero advierte de que las cajas de ahorro españolas sigue siendo "vulnerables" por su exposición a la vivienda, la deuda soberana y los elevados costes de financiación.

FMI
FMI

El organismo pone a España como ejemplo reformista frente a la crisis en su 'Informe sobre Estabilidad Financiera Global', publicado hoy. "Unos pocos países han hecho cambios importantes; por ejemplo, España ha lanzado reformas del mercado laboral y las pensiones, además del sistema financiero".

El FMI cree que las autoridades españolas han hecho "esfuerzos considerables para cristalizar pérdidas, elevar capital e implantar planes de desapalancamiento y desinversión". Según explica, "se está realizando una consolidación fundamental del sistema bancario, elevando los estándares de capital y separando el negocio bancario de las cajas.

Con todo, el FMI advierte de que esas medidas "deben implantarse completamente para asegurar que el sistema bancario salga reforzado. La entidad recuerda que muchas de las cajas pequeñas y medianas tienen costes de financiación altos y podrían tener problemas para refinanciarse si hubiese más noticias negativas en los mercados.

Países en circunstancias distintas

"Las cajas españolas y los bancos portugueses son vulnerables por su exposición a la deuda soberana, el mercado inmobiliario y los altos costes de financiación", indica el informe. El Fondo destaca que los bancos austríacos, británicos y estadounidenses han sufrido grandes pérdidas hipotecarias pero se ven ayudados por su relativa rentabilidad.

Por el contrario, los bancos alemanes tienen ingresos bajos, lo que se suma a los bajos niveles de capital de los bancos regionales públicos alemanes (Landesbanken). El FMI destaca que esos bajos niveles de capital hacen que algunos bancos alemanes, así como entidades débiles en Italia, Portugal y las cajas españolas sean vulnerables a impactos adicionales.

En líneas generales, el informe destaca que la estabilidad financiera mundial "se ha afianzado" en los últimos seis meses gracias a un repunte de los resultados macroeconómicos y a la aplicación ininterrumpida de políticas económicas acomodaticias. Aun así, el Fondo insistió en que todavía hay "fragilidades".

El organismo considera que "en los próximos meses, el desafío más apremiante será el financiamiento para los bancos y entidades soberanas, particularmente en algunos países vulnerables de la zona del euro". En general, el FMI destaca que "no se ha recuperado la confianza en los sistemas bancarios de muchas economías avanzadas, y esta circunstancia continúa interactuando de manera perjudicial con los riesgos soberanos en la zona del euro".

Strauss-Kahn advierte del riesgo de una generación perdida

La recuperación económica en curso no se desarrolla de forma generalizada ni resulta suficiente para crear empleo, especialmente en los países desarrollados y entre los jóvenes, lo que amenaza con provocar una "generación perdida" en el marco de una crisis social tan grave como la crisis financiera, según ha advertido el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

"El desempleo está en niveles récord y en demasiados países la desigualdad también marca niveles máximos", afirmó Strauss-Kahn en un discurso en el que instó a los países del G-20 a adoptar una respuesta expeditiva similar a la asumida en el ámbito financiero para garantizar "la recuperación necesaria", que se traduzca en empleo y una distribución más justa de la riqueza.