Para ganar eficacia

Barceló aboga por gestionar de forma privada los aeropuertos

El presidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, cree que los aeropuertos españoles deben ser gestionados de forma privada, lo que "no quiere decir que se privaticen", porque así tendrían más eficiencia.

Barceló, que acudió hoy a la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, indicó que en las infraestructuras se puede llevar a cabo una gestión privada sin necesidad de privatizarlas.

Con la gestión privada mejoraría el ámbito de la comercialización y se podrían conseguir que nuevas compañías aéreas fijasen nuevos orígenes y destinos, hasta el punto de hacer de España un centro de conectividad internacional.

Para Barceló, los aeropuertos deben de ser parte de un mapa en el que se encuentre dibujado el tren de alta velocidad.

También pidió la limitación de la oferta en el sector turístico, que se evite su crecimiento hasta que no exista un empleo estable, que haya una menor estacionalidad y que se haya producido una recuperación de la rentabilidad económica y social.

Es necesario, según Barceló, que al no aumentar la oferta, se pueda favorecer que los turistas lleguen a España fuera de la temporada de julio y agosto, consiguiendo así la desestacionalización.

En su comparecencia, el presidente de Barceló incidió en una de serie de medidas de cara al futuro del turismo español, y reclamó, como ya apuntaron ayer en la primera sesión de esta Comisión los otros expertos participantes en la misma, la realización de un gran Pacto de Estado.

A su juicio es fundamental que se lleve a cabo ese Pacto y que cuente con la colaboración coherente de todas las administraciones.

Otras medidas solicitadas fueron la realización de planes de mejoras de las zonas turísticas, así como luchar contra la oferta fraudulenta, con un compromiso de calidad por parte de todos los implicados.

También recordó que hay otros países, "competidores", donde se cuida mucho más el turismo, con medidas fiscales que lo favorecen, con protección por parte de las Administraciones, y se acordó del IVA súper reducido que pide el sector de un 4%.

La desestacionalización es muy importante para el turismo, y por ello, a su juicio, hay que impulsar más el desarrollo del turismo social europeo o senior, que este año ha dado buenos resultados, dado que cubren épocas no tradicionales para las vacaciones.

Para conseguir la llegada de estos turistas fuera del verano es preciso que se dé una coordinación público-privada basada en el consenso, y que se registre una mayor aportación de capital público en su presupuesto.

Pero no se debe quedar aquí este programa, sino que se debería extender también a los jóvenes y a las familias con algún miembro con problemas de movilidad.

Por último, el responsable de la cadena hotelera mallorquina, hizo un llamamiento para afrontar con responsabilidad el futuro porque si bien ahora España se encuentra en el segundo o tercer lugar mundial, "hay capacidad para llegar a ser el primero".

Y de cara al futuro destacó que tras el "peor año" del sector, el 2009, se ha producido una transición en el 2010, donde se ha dado un paso adelante, y parece que "ahora" se va en una senda de mejora, por lo que fijó la ocupación media en torno del 57%, superior en siete puntos a la del 2010.