Cierre de sesión

Alcoa y el petróleo abaten a Wall Street

El parque neoyorquino acaba el martes ampliando las caídas de la apertura. Los resultados de Alcoa y la depreciación del crudo pesan en el ánimo de los inversores.

El Dow Jones pierde un 0,95% (12.263 puntos), el S&P 500 recorta un 0,78 (1.314 enteros) y el tecnológico Nasdaq cede un 0,96% (2.744 puntos).

Las expectativas generadas alrededor de la campaña de resultados trimestrales, que arrancó ayer, ya han encajado el primer fiasco. El fabricante de aluminio Alcoa, encargado de dar el pistoletazo de salida a la temporada, pinchó las buenas perspectivas.

Pese a que las ganancias presentadas por Alcoa son superiores a las previsiones (308 millones de dólares, 27 centavos por acción), los expertos consideran que el volumen de los ingresos (5.960 millones de dólares) es insuficiente. De hecho, no ha estado a la altura de los pronósticos (6.070 millones de dólares).

DOW JONES 31.037,68 0,23%

De ahí, los analistas han extraído una lectura poco favorable: es la subida del precio del aluminio lo que ha ayudado a la mejora de los beneficios. La acción de Alcoa cayó un 6,02%, convirtiéndose en el peor valor dentro del Dow Jones, lo que evidencia la decepción del mercado con sus cuentas. El desengaño pesó asimismo en la apertura de la sesión del martes, donde los números rojos ya alcanzaban a los tres selectivos principales.

Tampoco las noticias llegadas desde Japón eran más alentadoras. La Agencia de Seguridad Nuclear del país asiático ha elevado la gravedad del accidente nuclear de la planta de Fukushima a 7, el máximo de la escala. Esta nota equipara el desastre con lo ocurrido en la ucraniana central de Chernóbil en 1986. Además, no dejan de repetirse nuevos terremotos, aunque de menor intensidad al del pasado 11 de marzo. El último, registrado esta noche, alcanzó los 6,3 grados en la escala de Richter.

Por otra parte, las referencias macro de la jornada no aportaron grandes alegrías. El déficit comercial correspondiente a febrero ha rebasado los cálculos de los economistas, quedando en 45.800 millones de dólares frente a los 44.000 millones previstos. Aún así, cae un 2,6% respecto al mes anterior.

Los precios de importación vuelven a subir en marzo, al repuntar un 2,7% mensual desde el 1,4% anterior. La tasa anual aumenta hasta un 9,7%, superando el 8,6% pronosticado.

Y el índice NFIB de optimismo empresarial en las pymes también defrauda las predicciones y arroja un resultado de 91,9 puntos, muy inferior a los 95,0 puntos calculados por los expertos y desde los 94,5 previos.

Pero lo que acabó de dar la puntilla a la negociación del martes fue el drástico descenso del precio del petróleo que provocó la advertencia de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que dijo que el encarecimiento del crudo ha empezado a tener efecto sobre la demanda mundial, cuyo crecimiento se ha ralentizado en los dos primeros meses del año. El miedo a una caída en la demanda energética precipitó el recorte.

El barril de Texas baja un 3,33%, hasta los 106,25 dólares, empujado además por algunos expertos que apuntaban a que el crudo ha tocado un "pico" y experimentará una caída significativa. Estos comentarios afectaban también a las empresas petrolíferas que cotizan en la Bolsa de Nueva York. Así, Conoco Phillips perdía un 3,69%; Chevron, un 3,34% y Exxon Mobil, un 2,33%.

Por el contrario, el mejor dentro del Dow Jones fue Wal-Mart, que subía un 1,33%. Procter & Gamble (+1,13%) y McDonalds (+0,54%) le acompañaron en el podio.