Cataluña prevé colocar 2.700 millones en una semana

La oferta de bonos catalanes queda cubierta al 30% en un día

La segunda emisión de bonos catalanes (al 4,25% a un año y al 4,75% a dos) fue calificada ayer de "éxito" por las entidades colocadoras. En un día, la demanda recibida en ellas cubrió cerca de 800 de los 2.700 millones que prevé emitir la Generalitat. Esta espera colocar el total en una semana.

La segunda ronda de bonos catalanes está siendo un éxito rotundo", aseguraban ayer desde varias de las entidades que colocan los títulos de la Generalitat de Cataluña. Solo en el primer día, la petición de títulos a un año ascendía a 450 millones y la de dos años a 325 millones. Casi un 30% de la cuantía prevista en inicio. Semejante interés no pilló a nadie por sorpresa. La fuerte demanda registrada en la primera oleada de títulos catalanes, el pasado octubre, hacía presagiar otro aluvión de compradores. De hecho, el propio Gobierno regional espera superar el objetivo inicial de emisión, 2.700 millones de euros, en solo una semana.

Así figura en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) donde ayer se indicaba que aunque el plazo para solicitar los bonos finaliza el 3 de mayo, la fecha podría adelantarse al próximo lunes. Se hará si la demanda rebasa antes de ese día los 2.700 millones, momento en el que el Govern prevé elevar la emisión hasta los 3.360 millones de euros y ordenar que solo se acepten peticiones durante 48 horas más. La Generalitat espera evitarse así un proceso de prorrateo.

Las peticiones, que pueden realizarse desde los 1.000 euros hasta los dos millones, se han dirigido tanto al tramo de 12 meses (remunerado al 4,25% TAE), como al de 24 meses (al 4,75%), según las entidades. "La gente estaba pendiente y ha venido directamente a comprar. En la emisión anterior teníamos que vender más el producto, pero ahora lo conocen muy bien", reconocían desde una de las oficinas colocadoras.

La demanda en algunas entidades había rebasado un tercio del montante asegurado en solo media jornada. Es el caso de Sabadell, que parte de 400 millones o de Catalunya Caixa, que gestiona 500 millones. También comercializan el bono La Caixa, Barclays, Unnim, Ahorro Corporación, Caixa d'Enginyers, Deutsche Bank y GVC Gaesco. En la ocasión anterior, la demanda superó los 1.890 millones de euros de partida en cuatro días. En una semana llegaba a 3.500 millones, frente a los 2.500 millones a los que se amplió la emisión.

Títulos que compiten con los depósitos

La segunda ronda de bonos de alta rentabilidad emitidos por Cataluña para financiarse aparece en un momento en el que la lucha de las entidades financieras por el ahorro de las familias se ha recrudecido. El vencimiento de los grandes depósitos ofrecidos el pasado año ha elevado el interés que la banca está dispuesta a pagar por el dinero de sus clientes. En este panorama, se da la coyuntura de que algunas de las nueve entidades colocadoras de los títulos regionales ofertan productos propios que compiten directamente con ellos. El caso más claro es Catalunya Caixa que tiene un depósito a un año al 4,25%, el mismo plazo y rentabilidad que da la Generalitat. Eso sí, las entidades no lo hacen gratis. Reciben entre un 0,75% y un 2,5% por colocar los bonos a un año, y entre un 1% y un 3,% por vender los de 24 meses.