Por la falta de suministro de piezas y componentes

Ford avisa de que podría parar su producción por el terremoto de Japón

El fabricante estadounidense de automóviles Ford ha advertido de que el terremoto y el posterior tsunami que sufrió Japón el pasado 11 de marzo podrían provocar una escasez de suministro de piezas y componentes que podrían derivar en una paralización temporal de la producción de vehículos.

Según informó la compañía en una comunicación remitida al regulador estadounidense Securities and Exchange Comission (SEC), la división de Automoción de Ford está sufriendo el impacto derivado de los sucesos acontecidos en Japón el mes pasado.

La empresa indicó que, a pesar de no poseer fábricas en Japón, recibe el suministro de piezas y componentes de diferentes proveedores localizados en el país asiático, con los que están trabajando "de cerca" para minimizar cualquier interrupción del suministro.

La corporación estadounidense indicó que, hasta el momento, el único efecto que ha afrontado derivado del terremoto de Japón han sido las restricciones de pedidos en ciertos colores de pintura que se produce en una planta de la zona afectada. Además, alertó de posibles recortes en el suministro de piezas previsto.

Al mismo tiempo, Ford apuntó que sus operaciones de producción en la región de Asia-Pacífico se podrían ver paralizadas de manera temporal, aunque resaltó que esta situación no tendría un "impacto material" sobre los resultados globales de la firma.

Por otra parte, la corporación automovilística subrayó que, según avanza la situación en Japón, se podrían producir interrupciones en el suministro de componentes, lo que derivaría en un paro temporal de la producción y tendría un efecto negativo sobre la corporación y sobre su división financiera.