Cuatro décimas menos, hasta el 6,2% del PIB

El FMI mejora su proyección de déficit para España

El organismo destaca en su 'Informe sobre Vigilancia Fiscal' publicado hoy, que España será, junto con Eslovaquia, la economía avanzada que más reducirá el déficit público en 2011.

FMI
FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró hoy en cuatro décimas su proyección par este año de déficit público para España, hasta el 6,2 % del producto interior bruto (PIB), frente al 6,6 % previsto en enero.

El Gobierno español, más optimista, prevé que el desequilibrio presupuestario baje hasta el l 6 % en 2011, al 4,4 % al año siguiente y que regrese al límite del 3 % en el 2013. Mientras tanto, el organismo internacional espera que el desequilibrio presupuestario sea del 5,6 % en 2012, también cuatro décimas menos que lo adelantado en enero.

Pese a los avances de países como España, el FMI destaca que los riesgos que afectan a la sostenibilidad fiscal siguen siendo "elevados", ya que los avances en algunas regiones se han visto contrarrestados por demoras en la consolidación fiscal en otras.

El organismo menciona en ese sentido que la mayoría de las economías avanzadas están reduciendo sus déficits fiscales este año, pero recuerda que EEUU ha dejado "en suspenso" el ajuste y los planes de Japón se han visto alterados por el terremoto del 11 de marzo.

Europa, por el contrario, está ajustando las tuercas, según el FMI, que anticipa que el déficit en la zona euro registre una fuerte caída debido a la retirada de las medidas de estímulo puestas en marcha durante la crisis.

Según las estimaciones del FMI, el déficit público de la zona euro será del 4,4 % este año y el 3,6 % el que viene, dos y cuatro décimas menos respectivamente de lo que la institución había pronosticado en enero.

El estudio hace alusión también al menor impacto de los estabilizadores automáticos como se denomina a aquellos componentes de los presupuestos públicos, tanto por el lado de los gastos como de los ingresos, que responden de forma autónoma a las fluctuaciones cíclicas de la actividad económica.

El informe destaca entre las medidas acometidas para atajar el déficit público en Europa la ampliación de la base fiscal en Alemania, la congelación salarial en Italia, las reformas de los sistemas de pensiones en Francia y España y los recortes del gasto y el aumento del IVA en el caso de España.

El análisis del FMI recuerda, además, que Grecia, Irlanda y Portugal han adoptado medidas adicionales de consolidación para mejorar la credibilidad de sus planes contra la crisis.