Presenta el plan de recapitalización pactado con el Banco de España

La CAM fía su futuro a los 2.800 millones del FROB y a incorporar un socio estable

La Caja del Mediterráneo ha presentado al Banco de España su proyecto de solvencia con la petición de 2.800 millones de euros de inyección de capital público y ha dado luz verde a la Banco CAM, su nuevo banco.

El documento, denominado Plan de Reforzamiento de Recursos Propios, incluye la petición al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 2.800 millones de euros y plantea la posibilidad de incorporar a un socio estable, aunque sin precisar nombre alguno.

Según fuentes financieras, el plan "pone sobre el papel" lo que la caja ha venido hablando con el Banco de España desde que se rompió el proyecto de Banco Base, en el que participaban también Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

Ahora se abre un nuevo plazo, hasta el 28 de abril, para que la entidad pueda presentar cualquier documento y dato adicional que le pida el Banco de España.

Está previsto que esta tarde se reúna el consejo de administración de la caja alicantina para ratificar la ruptura del proyecto de Banco Base. El pasado miércoles, Banco Base acordó dar por terminados y sin efecto los compromisos alcanzados para acometer la fusión fría entre los cuatro socios. Las cuatro cajas suscribieron un contrato para la liquidación "ordenada y de buena fe" del proyecto.

La CAM ha optado por comprar la ficha bancaria de Banco Base por un importe que fuentes financieras sitúan entre 11,5 y 12 millones de euros.

Banco CAM

El consejo de la caja de ahorros ha aprobado la creación de su nuevo banco, Banco CAM, después de que se disolviera su contrato de integración con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria. El nuevo banco tendrá su sede social en Alicante.