Toyota reanudará el día 18 la producción

El Nikkei olvida el nuevo terremoto y la crisis nuclear

El Nikkei sumó su segunda jornada consecutiva de crecimientos, en este caso del 1,85% alimentados por las mejores noticias procedentes de la central de Fukushima después del terremoto de 7,4 grados registrado ayer y que provocó dos muertos.

Un hombre de negocios delante de un tablero electrónico que muestra precios de las acciones del Nikkei
Un hombre de negocios delante de un tablero electrónico que muestra precios de las acciones del Nikkei

El índice superó los 9.768 puntos por primera vez desde el pasado 11 de marzo, la fecha en la que se produjo el devastador terremoto y el posterior tsunami que barrió la costa noreste del país. La operadora de la planta de Fukushima Tokyo Electric Power (TEPCO), cerró al alza por segundo día consecutivo con una subida cercana al 1%, en 340 yenes, después de marcar ayer su nivel más bajo de la historia (337 yenes). El seísmo de auyer provocó dos muertos. Sin embargo, no produjo más daños en la problemática central. Donde sí se registraron desperfectos fue en la planta nuclear de Onagawa, en el noreste de Japón, después del terremoto de ayer. La empresa responsable de la central, la Compañía de Energía Eléctrica de Tohoku, asegura que por el momento no se registra variación alguna en las mediciones de radiactividad en el entorno del complejo.

El sentimiento positivo en los mercados se vio favorecido además por la caída registrada por el yen frente al dólar, que ya se cambia a 85,04 unidades por cada billete verde.

Las buenas noticias provinieron también del sector de la automoción. Toyota, el mayor fabricante mundial,, anunció hoy que el lunes 18 retomará la producción en todas sus plantas en Japón, incluidas las que tiene en las provincias de Iwate y Miyagi, las más afectadas por el seísmo de nueve grados Richter del 11 de marzo.

Sus plantas producirán un número limitado de modelos por las interrupciones en la cadena de suministros creadas por el terremoto de hace un mes en la costa noreste de Japón, que causó 12.731 muertos y 14.706 desaparecidos, según el último cómputo oficial. Está previsto que Toyota Motor opere todas sus fábricas desde el 18 al 28 de abril, pero todavía debe decidir qué va a ocurrir en el largo período vacacional de la Semana Dorada en Japón, que comienza el día 29.