Realizará una ampliación de capital por 1.300 millones de euros

Barclays amplía capital por más del doble de lo exigido por el Banco de España

El terremoto que el Banco de España causó al elevar los requerimientos de capital que se exigen a las entidades financieras no solo está provocando movimientos en el tablero de las cajas.

El supervisor financiero remarcó que la filial española de Barclays necesitaba 552 millones de euros para alcanzar el 8% de core capital requerido. La firma anunció ayer que para lograrlo realizará una ampliación de capital por 1.300 millones de euros, 748 más de lo que necesitaba en origen.

En una nota dirigida a la CNMV, el Consejo de Administración de Barclays informó al regulador de los detalles. De un lado, la empresa matriz inyectará desde Londres 700 millones de euros "por compensación de créditos", lo que desde el banco explican como una "recompra de deuda subordinada" por parte de la empresa.

Paralelamente, se llevará a cabo una ampliación de capital social tradicional, mediante la emisión de nuevas acciones a "1,50 euros de valor nominal cada una, que se suscribirán y desembolsarán íntegramente mediante aportaciones dinerarias". La operación se realiza con derecho de suscripción preferente para los accionistas, lo que en la práctica supone que también queda suscrita por la casa matriz, dado que ésta posee el 98% de los títulos de la filial.

Ambas inyecciones computarán por igual para elevar el capital principal de la entidad, según aseguran desde el propio banco. A 31 de diciembre de 2010, este contaba con un capital de 1.005 millones de euros, lo que equivale a un core capital del 5,2%. El 2,8% que le restaba habría quedado solventado con 552 millones de euros más. El hecho de que la ampliación de capital programada exceda en 748 millones de euros dicha cifra plantea ahora la duda de si las cuentas de Barclays no están hoy más deterioradas que entonces. La ampliación queda ahora sujeta al trámite de pasar por la Junta General de accionistas el próximo 11 de mayo.

Paralelamente, como parte del plan de aumento del capital y recorte de gastos, Barclays prepara la salida de 700 empleados y el cierre de 110 oficinas en el país.