Licitación por cinco años

Ocho empresas pujarán por gestionar 13 torres de control

Aena abre la segunda fase de la puja que liberalizará el servicio de control de torres. Las ocho aspirantes deberán, en un plazo de 10 semanas, acreditar su solvencia técnica y presentar sus ofertas económicas.

Aena ha seleccionado a ocho grupos empresariales para la segunda fase de la puja para la liberalización de las torres de control de 13 aeropuertos. Se trata de Saerco, Agrupación Navsa-LFV (FCC), Tower Traffic Services (Indra con la alemana DFS), Ferronats Air Traffic Services (Ferrovial), Zenit Air Traffic Control (ACS), Etracontrol, UTE Sacyr Concesiones/NAV Portugal y Sevicios de Control de tránsito y navegación aérea.

Los otros grupos que se habían presentado a esta licitación, Geci Española y Letové Prevádzkové Sluzby Slovenskej Republiky, no pasaron a la segunda fase porque no han acreditado la solvencia técnica requerida, explicó Aena.

En esta segunda fase, los grupos contarán con un plazo aproximado de diez semanas para acreditar su solvencia técnica y presentar sus ofertas económicas, según las condiciones de los pliegos del concurso que Aena les entregará próximamente. En concreto, tendrán que acreditar que están certificadas según los requisitos establecidos en los reglamentos europeos y que han sido recogidos en el Real Decreto por el que se regula el procedimiento de certificación de proveedores civiles de servicios de navegación aérea, aprobado el 23 de julio. Aena negociará con todos los candidatos que superen la segunda fase, antes de decidir finalmente, en un plazo de cinco meses, quiénes serán durante unos cinco años (prorrogables por un año más) los proveedores de los servicios de control de las torres licitadas.

æpermil;stas son las de los aeropuertos de Ibiza, Alicante, Valencia, Sabadell (Barcelona), Jerez de la Frontera (Cádiz), Sevilla, Melilla, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, A Coruña, Vigo y Cuatro Vientos (Madrid). El concurso ha repartido las torres de control en tres lotes, en el primero de los cuales estarán los aeropuertos valencianos, catalán y balear; en el segundo, los gallegos y los andaluces con Melilla, y en el tercero, los tres canarios. Todos los grupos participantes optan a los tres lotes.

Aena explicó que la liberalización del servicio de control de torres tiene como objetivo mejorar el servicio y su eficiencia económica, de forma que el pasajero será el "gran beneficiado" al mejorar, entre otras cosas, la puntualidad de los vuelos. Además, añadió, la entrada en el mercado español de proveedores de servicios de control de torre diferentes a Aena permitirá reducir los costes de la navegación aérea en España, contribuyendo a aumentar la competitividad del transporte aéreo, manteniendo los niveles de seguridad.