Jazztel, Orange y Vodafone tendrán que pagar más a Telefónica por la banda ancha

La CMT incendia el sector de las 'telecos'

El consejo de la CMT ha adoptado una medida histórica en una de sus últimas decisiones antes de su renovación: subir el precio que Jazztel, Orange y Vodafone pagan a Telefónica para dar banda ancha a sus clientes.

Telecos
Telecos

La decisión tomada ayer por el consejo del regulador de las telecomunicaciones españolas, la CMT, cayó como en jarro de agua fría entre los operadores alternativos, Jazztel, Orange y Vodafone, y en la Comisión Europea, que había alertado por escrito contra esta resolución.

En el lado de los beneficiados está Telefónica, que reduce algo la presión por sus malos resultados en España ya que recibirá más dinero de sus rivales, aunque los ingresos adicionales que conseguirá se limitan a 16 millones de euros al año. También las operadoras de cable salen ganando: no pagan a Telefónica por usar sus centrales y se enfrentarán a unas operadoras de ADSL un poco más debilitadas.

Pero, ¿qué ha pasado?

Este escenario se dibuja tras la decisión tomada el jueves por la CMT en un consejo dividido que ha provocado que la resolución final se publique con votos particulares contra ella. En este documento, el regulador decide subir el precio que los rivales de Telefónica en ADSL, Jazztel, Orange y Vodafone, pagan al exmonopolio por instalar equipos en sus centrales y alquilar de forma completa el último tramo de la línea que llega al hogar del abonado. Técnicamente, el nombre es alquiler del bucle del abonado completamente desagregado, porque hay otras modalidades parecidas que no entran en la subida.

Este alquiler se usa para dar las famosas ofertas de 20 megas o el ADSL a máxima velocidad, al que se puede añadir tarifa plana de llamadas, televisión digital y otros servicios. Esta fórmula es la que utilizan 2,5 millones de personas para tener banda ancha en sus hogares y es el negocio que más está creciendo. Entre los meses de diciembre y febrero, Jazztel, Orange y Vodafone captaron el 77% de las altas de banda ancha que hubo en España, frente al 22% de las operadoras de cable y la parálisis total de Telefónica, que no logró sumar clientes en este periodo.

Hasta ahora, Jazztel, Vodafone y Orange pagaban a Telefónica 7,79 euros al mes por cada alquiler de línea. La CMT ha decretado una subida del 6,8%, por lo que ahora pagarán 8,32 euros. Para Telefónica, esto se traducirá en unos 16 millones de euros más al año de ingresos de sus rivales y podría provocar una subida del precio de la banda ancha, aunque todo apunta a que las operadoras de ADSL decidirán asumirlo en sus costes y no repercutirlo al cliente final.

Se trata de la primera vez en la historia que la CMT sube este precio, que ha estado bajando desde 2001, cuando costaba 13 euros al mes.

¿En qué se basa la subida?

La CMT justifica la subida en que los costes de Telefónica así lo requieren, según la contabilidad de 2008, la última presentada. Sin embargo, el documento entregado por el exmonopolio tenía ciertos errores que llevaron al regulador a pedir una nueva contabilidad distinta a un experto independiente.

Pero la CMT no ha esperado a que estuviera listo este informe para subir los precios. En una decisión que asegura que tiene carácter transitorio hasta que estén los datos definitivos, el regulador ha usado un parámetro que ningún país europeo utiliza para esto y que ha provocado las críticas de Bruselas: la comparación internacional, que se basa en un análisis comparativo con otros países y no en un análisis de precios, según la CE. Por eso, Bruselas ha pedido a la CMT que no apruebe esta medida con tanta celeridad y que espere a que esté listo el nuevo informe. El regulador nacional ha preferido obviar esta petición y ha aprobado la subida. Eso sí, ha tenido que incluir el informe crítico de Bruselas en la resolución.

¿Es verdad que los precios son los más bajos de Europa?

España vive en una paradoja: tiene los precios de banda ancha más caros de Europa con unos de los precios mayoristas más bajos. La CMT es la que suministra los datos para estas dos afirmaciones, la última de ellas, basada en los precios de trece países. Según este baremo, España es la cuarta nación europea con los precios de alquiler de bucle más baratos.

Lo era con el precio anterior y lo seguirá siendo con el nuevo, aunque se acerca más a esta media de trece países que hace la CMT, que está en 8,7 euros al mes.

Una explicación a esta diferencia es que la red de Telefónica es más eficiente a la del resto de los exmonopolios, porque en todos los casos (salvo ahora en España) los precios mayoristas se fijan con referencia a los costes.

¿Por qué ha tomado esta medida la CMT?

Críticas de los operadores alternativos, cuestionamiento de Bruselas... La CMT ha tomado una medida impopular en algunos ámbitos, sobre todo porque se podría haber ahorrado el tirón de orejas de la Comisión Europea si hubiera esperado a que los resultados de la auditoría independiente de los costes de Telefónica estuvieran listos.

Sin embargo, la CMT ha preferido adelantarse y lo ha hecho por varias razones. La primera, según fuentes del regulador, es que la contabilidad de costes de Telefónica de 2008, aunque con algún error, mostraba claramente que había que subir los precios de alquiler y la de 2009 también apunta hacia ese destino.

El regulador prevé una subida que será bastante elevada, pero su intención es hacerla de forma gradual, para no perjudicar al sector. Su decisión ha sido acelerar la primera parte de la subida aunque todavía no hubiera datos definitivos para resolver el problema de sobrecoste de Telefónica lo antes posible, pero hacerlo solo en una parte de lo necesario. Cuando esté la auditoría se hará el resto de forma gradual. Esperar hubiera dilatado el proceso más de un año.

Pese a estos argumentos, el consejo de la CMT no ha conseguido convencer a todos sus miembros y la resolución se ha aprobado con dos votos particulares en contra.

¿Qué efectos tendrá?

Por ahora, la subida es solo de 0,53 céntimos por línea alquilada al mes, así que el coste para los operadores alternativos no es demasiado elevado y tampoco a Telefónica se le arreglarán de golpe las cuentas con esos 16 millones anuales más que va a cobrar.

Eso sí, la intención de la CMT es seguir subiendo estos precios, así que a la larga el impacto puede ser mayor. Eso podría derivar en un aumento del precio de la banda ancha de los operadores alternativos, pero también de Telefónica, que tendrá menos presión competitiva, según fuentes del sector. También puede llevar a las compañías afectadas a invertir más en redes de fibra, para saltarse el alquiler del exmonopolio.

¿Cómo lo van a combatir los afectados?

Las compañías implicadas están todavía estudiando la resolución, pero la idea de las operadoras alternativas es recurrir la decisión ante la CMT y ante la Audiencia Nacional. También se baraja acudir a Bruselas, según fuentes del sector.

¿Cuál ha sido la reacción en Bolsa?

Telefónica ha sido hoy la segunda operadora de Europa que más ha subido en Bolsa, con un alza del 1,08%. Jazztel, sin embargo, ha caído un 1,47%.