Tratará de adelantar la entrega del primer avión

EADS firma el nuevo contrato del A-400M

La empresa aeronáutica europea EADS ha firmado en Sevilla el contrato del avión de transporte militar A-400M, tras dos años de negociaciaciones respecto al sobrecoste del proyecto.

"Este acuerdo asegura el programa del A-400M y abre la puerta a un futuro brillante". Con estas palabras, el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, celebraba la firma, este mediodía, del nuevo contrato del A-400M, el avión de transporte militar europeo que fabrica la filial de EADS.

Tras más de dos años de negociaciones, Ureña, la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el director de la Occar (organismo que agrupa a los siete países impulsores del avión), Patrick Bellouard, ratificaron el nuevo acuerdo ante un centenar de trabajadores de la planta de Airbus Military en San Pablo (Sevilla) y frente a uno de los aviones que ya participan en los pruebas de vuelo de la aeronave.

Ureña insistió en el potencial de futuro del A-400M y en el esfuerzo que está haciendo la empresa para cumplir con el nuevo calendario del proyecto. De hecho, avanzó que la primera entrega del avión, que tiene como fecha tope febrero de 2013, podría adelantarse unas semanas, incluso a finales de 2012. El aparato logrará su certificación civil a finales de este año y su producción alcanzará las 2,5 unidades al mes al cierre de 2015.

El nuevo acuerdo supone que los países clientes, entre ellos España, asumen unos costes extra de 3.500 millones de euros sobre los 20.000 millones pactados en el contrato original de 2003. De ellos, 2.000 millones se corresponden con un aumento del precio de cada avión del 10% y el resto, con créditos que recuperarán mediante royalties asociados a la venta de aviones a nuevos clientes. El coste total del proyecto para España ha sido de unos 3.525 millones: 3.000 millones por el contrato inicial por 27 aviones, 300 más por el aumento de precio y 225 millones adicionales en los créditos a la exportación.

La ministra Chacón recordó que el programa permitirá a España multiplicar por cinco su capacidad de transporte militar en diez años y contar con 7.600 nuevos empleos (directos e indirectos), un millar de ellos en Sevilla. "Firmeza en los objetivos y flexibilidad en los métodos es lo que caracteriza el nuevo acuerdo", señaló, para añadir que, con el acto de hoy, Sevilla se convierte en símbolo del éxito de la industria europea de defensa.