Se queda con la ficha bancaria

La CAM compra a sus antiguas socias la marca "Banco Base"

Banco Base ha naufragado como tal, pero la ficha bancaria sigue ahí y se la quedará la CAM. La caja alicantina se la comprará a sus exsocias, Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

Caja Mediterráneo (CAM) ya tiene una ficha bancaria a la que traspasar su actividad. La caja alicantina adquirirá la parte que no controlaba de Banco Base a sus antiguas socias. Banco Base era la entidad destinada a agrupar los activos de la propia CAM, Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura. El peso de cada una de las dos primeras estaba previsto en un 40% y en el 10% en el de cada una de las dos segundas.

Según el comunicado remitido al organismo supervisor quedan anuladas "todas las relaciones derivadas del proceso de integración" y además se ha acordado la adquisición de la totalidad del capital social de Banco Base por la CAM.

La semana pasada, la asamblea de Cajastur rechazó la segregación del negocio financiero y su integración en Banco Base con 277 votos en contra, cero votos a favor y cuatro abstenciones. La asamblea de Caja Extremadura también votó en contra de forma mayoritaria, al igual que la de Caja Cantabria.

La asamblea de la CAM, sin embargo, había aprobado su integración en Banco Base por 135 votos a favor y seis en contra. Este órgano ha dado el visto bueno a la segregación de activos y pasivos hacia Banco Base, requisito imprescindible para la culminación de la fusión fría.

En el documento enviado hoy a la CNMV se asegura "no se cumplen los presupuestos y condiciones necesarias para la puesta en marcha efectiva del sistema institucional de protección (SIP) promovido por las citadas cajas de ahorros junto con Caja de Ahorros del Mediterráneo".