A la caza del cliente

La banca reaviva la guerra por el pasivo con depósitos al 4%

Las nuevas ofertas de Sabadell y la CAI ofrecen elevadas rentabilidades en productos estructurados

Hace justo un año, Santander abría la veda. El banco de Emilio Botín ofrecía un depósito a 12 meses con un interés de hasta el 4%. No era el único. La guerra del pasivo volvía a ser el centro de las miradas y todas las entidades lanzaban sus ofensivas para captar clientes en un momento delicado para la liquidez bancaria. Openbank, Popular, Sabadell y Caixa Penedès se unían a la batalla.

Sin embargo, las aguas se calmaron y la lucha quedó relegada a un segundo plano. La clave era hasta cuándo. El pasado 23 de marzo, Caja Inmaculada lanzaba al mercado el Depósito Doble CAI, que combina una imposición a plazo fijo al 4,75% de interés con otra referenciada a tres valores del Ibex 35.

El importe de la inversión se divide en dos: el 70% en un depósito a largo plazo fijo a 12 meses con un tipo de interés del 4,75% TAE y el 30% restante en un depósito a 36 meses referenciado a la evolución de una cesta de acciones compuesta por Telefónica, BBVA y Repsol. En función del comportamiento de esta cesta, el cliente puede sumar a la rentabilidad de la imposición fija un cupón de hasta el 16% según tramos. Se puede contratar a partir de 6.000 euros y el capital invertido está garantizado.

Con este depósito, CAI ha revolucionado de nuevo el mercado del pasivo y no ha faltado quien se una a la ofensiva. El banco Sabadell decidió lanzar ayer dos nuevos depósitos que ofrecen una rentabilidad del 4% a 12 meses. Los Depósitos Pole Position, denominados así porque la entidad ha vinculado su resultado final a la competición de Fórmula 1, combinan la rentabilidad a plazo fijo con las expectativas de revalorización de la acción de Telefónica. Además, si los pilotos Fernando Alonso o Lewis Hamilton ganan el campeonato, el cliente recibirá una remuneración extraordinaria sobre el 50% del capital del 4% TAE a los 7 meses (3,9673% nominal). Se liga así la inversión con las actividades deportivas, una práctica que está muy extendida en Reino Unido. Pueden contratarse hasta el próximo 5 de mayo a partir de 600 euros y, al igual que CAI, Sabadell garantiza el capital invertido.

Y es que, con guerra o sin ella, se ha reavivado el fuego. Ahora queda por ver si el resto de las entidades se une a la caza del cliente y entra en la ya maltrecha batalla por la liquidez. De cualquier manera, ha llegado el momento de sacar el dinero de debajo del colchón y hacer juego.