Tras cerrarse la fusión entre Iberia y British Airways

IAG sopesa tomar una participación en el capital de Japan Airlines

International Airlines Group (IAG), la aerolínea resultante de la fusión de Iberia y British Airways, está valorando entrar en el capital de su rival Japan Airlines (JAL), después de que la compañía haya conseguido salir de la bancarrota. "JAL ha hecho un excelente trabajo", afirmó el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, en una entrevista en Tokio. "Si surge la oportunidad, consideraremos seriamente ampliar nuestra relación y no descartamos tomar una participación en el capital", afirmó.

La japonesa ha conseguido salir de un proceso de quiebra después de recortar su plantilla en un tercio, reducir los planes de jubilación y asegurar nueva financiación que permita su desarrollo y el pago de su deuda. De momento, la mayor parte de la empresa pertenece a Enterprise Turnaround Initiative, un fondo de capital riesgo del Estado japonés. Tiene el 97% de los derechos de voto. Su intención, sin embargo, es deshacerse de esta participación para enero de 2013.

En opinión de Walsh, la industria aérea "necesita consolidación". En este sentido, IAG es "ambiciosa" y quiere expandirse. El consejero se ha reunido con bancos y ejecutivos de JAL después del terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo.

Una portavoz de JAL asumió ayer que "están en conversaciones para estudiar distintos tipos de colaboración con IAG".

JAL está pendiente de implementar un acuerdo con American Airlines el próximo mes, para cooperar en 10 rutas transpacíficas, que incluyen Nueva York-Tokio y Pekín-Chicago. La alianza permitirá generar ventas y sinergias valoradas en 150 millones de dólares (106 millones de euros) anuales dado que compartirán gastos y coordinarán las tarifas.