Tras las protestas para exigir reformas democráticas

El Gobierno sirio dimite en bloque

El Gobierno sirio ha presentado hoy su renuncia ante el presidente Bachar al Asad, y el gobernante la ha aceptado, según informa Efe de fuentes oficiales.

La dimisión se conoce once días después del estallido de una serie de protestas políticas para exigir reformas democráticas, que han sido duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

El Gobierno saliente de Mohamed Nayi Otri, que tenía un perfil tecnócrata, se formó el 18 de septiembre del 2003. Otri reemplazó como primer ministro a Mohamed Mustafa Miro.

Otri hizo una última remodelación de su gabinete en abril del 2009.

Por ahora no se conoce quién reemplazará a Otri ni cuándo se nombrará al nuevo primer ministro.

La renuncia del Gobierno trascendió mientras se está a la espera de que Al Asad ofrezca en el Parlamento "un importante mensaje dirigido a todos los ámbitos", según fuentes oficiales.

El gobernante recibió hoy el apoyo de centenares de miles de personas que se manifestaron en distintos puntos del país para respaldar su gestión ante las protestas públicas que se han intensificado desde el pasado 18 de marzo.

En estas protestas han muerto unas 130 personas, según cálculos de activistas de la oposición, aunque, según el Gobierno, las víctimas mortales son una treintena.

Los grupos opositores acusan a las fuerzas de seguridad de ser responsables de esta represión, pero el Gobierno sostiene que los disturbios fueron causados por "bandas armadas" y radicales islámicos.