Se sitúa en los 3.801,32 millones

La Seguridad Social redujo su superávit un 17,4% hasta febrero

La Seguridad Social obtuvo un superávit de 3.801,32 millones de euros hasta febrero, cifra equivalente al 0,35% del PIB y un 17,4% inferior a la de igual periodo de 2010, cuando el saldo positivo del sistema alcanzó los 4.602,19 millones de euros, informó este martes el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Este mes, los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe aproximado de 600 millones de euros, lo que implica la disminución del superávit a esta fecha.

El superávit logrado por el sistema hasta febrero fue consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 20.064,52 millones de euros, un 1,43% menos, y de unos pagos que sumaron 16.263,2 millones de euros, un 3,24% más que en el mismo periodo de 2010.

En términos de caja, estas operaciones no financieras se concretaron en una recaudación líquida de 19.016,73 millones de euros, con un incremento porcentual del 0,04%, mientras que los pagos presentaron un aumento del 2,91%, hasta los 16.085,71 millones.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, Granado, afirmó que la Seguridad Social volvió a registrar superávit en febrero en sus cuentas públicas que se corresponde con las previsiones presupuestarias del Gobierno.

Ello demuestra, en su opinión, que existe una "cierta recuperación" de las cotizaciones sociales, que van alcanzando ya las cifras del año anterior y que, "muy probablemente", empiecen a progresar "definitivamente" a partir del segundo semestre del año.

Asimismo, destacó que los datos se corresponden con el crecimiento de las pensiones anunciado por el Gobierno y demuestra que la Seguridad Social "puede cumplir con sus compromisos, gastando más dinero en pensiones a base de ahorrar en gastos menos necesarios".

"En el cuarto año de crisis, la Seguridad Social concluirá con superávit en sus cuentas, lo que es garantía de sostenibilidad no solo de las pensiones de los actuales pensionistas españoles, sino también de futuro para los actuales cotizantes", resaltó.

Del volumen total de ingresos, el 91,25% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, y el 8,75% restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Por su parte, el 95,85% de los pagos fue realizado por las entidades gestoras y el 4,15% por las mutuas.

Los ingresos por cotizaciones bajan

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron un total de 17.399,42 millones de euros, lo que representa una disminución de 1,35 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, motivada por la caída de la cotización de desempleados en un 9,69%, mientras que la cotización de ocupados registró solo una ligera bajada del 0,30%.

En conjunto, la Seguridad Social prevé ingresar este ejercicio un total de 110.447,12 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representaban a finales de febrero el 15,75% de lo previsto para todo 2011.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 1.670,31 millones de euros, un 2,34% menos que las acumuladas a febrero de 2010.

En el capítulo de gastos, los pagos por prestaciones económicas a familias e instituciones ascendieron a 15.484,58 millones de euros, cifra que representa un 95,21% del gasto total realizado en el sistema de la Seguridad Social.

De este montante, la mayor partida, un total de 14.777,37 millones de euros, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento del 4,57%.

Dentro del sistema contributivo, se destinaron 14.012,25 millones de euros al pago de las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares), lo que supone un 5,2% más.

Trabajo precisó que la comparación respecto al pasado año ofrece algún dato que mejorará a final de año porque las nóminas mensuales no reflejaban la desviación de inflación que se produjo en 2010.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 358,34 millones de euros, lo que representa una disminución interanual del 0,39%. En incapacidad temporal, el gasto registró 326,31 millones de euros, lo que se traduce en un descenso del 11,93%.

A finales de febrero, las pensiones y prestaciones no contributivas registraron un importe de 707,21 millones de euros, con un crecimiento interanual del 8,99%, dedicándose a prestaciones familiares 385,15 millones de euros, un 15,62% más.