Ferrari acierta con la estrategia

Vettel da el primer golpe; Alonso, cuarto

Gran primera carrera del campeonato de Fórmula 1. Sebastian Vettel ganó con autoridad un gran premio en el que Fernando Alonso se sobrepuso a una nefasta salida y logró acabar cuarto gracias a su agresividad y las estrategias. Alguersuari, decimotercero.

Clasificación del gran premio de Australia.
Clasificación del gran premio de Australia.

Excelente primera carrera del campeonato. Los cambios de la FIA han dado resultado, multiplicando los ataques, permitiendo más adelantamientos. Y, sobre todo, los nuevos neumáticos de Pirelli han cambiado radicalmente la estrategia de las escuderías. La Formula 1 ha cambiado. Aunque nadie lo diría viendo la primera posición. Sebastian Vettel (Red Bull) comenzó la temporada tal y como finalizó la anterior, en lo más alto, en el primer gran premio de la temporada disputado en Australia. Le siguió en el cajón Lewis Hamilton (McLaren), que acabó con el coche destrozado, después de una carrera exigente. Un sorprendente Vitaly Petrov (Lotus Renault) completó el podio.

Fernando Alonso (Ferrari) finalizó cuarto, y sacó un rédito inesperado cuando todo parecía indicar una carrera decepcionante. Una salida nefasta en la que se dejó cuatro posiciones cercenó sus opciones en primera instancia. Sin embargo, su rápida reacción y agresividad en pista, una acertada estrategia (con continuos cambios de planes, sobre todo tras un error de Webber a la salida del pit stop que le aupó a la cuarta plaza) y el efecto de la nueva normativa y de los neumáticos logró minimizar los daños. De nuevo, al igual que en Abu Dhabi a finales de la pasada temporada, Petrov se interpuso entre Alonso y el podio. Otra de las grandes sorpresas fue la protagonizada por el mexicano Sergio Pérez, que acanbó en los puntos en su primera carrera en la Formula 1, con una estrategia a una parada.

La gran decepción la protagonizó Mark Webber, que no pudo pasar de la quinta posición aun contando con el mejor coche de la parrilla. Tampoco cumplió Mercedes GP, que, aun con la mala suerte de sus dos pilotos (fueron embestidos en distintos momentos de la carrera) El coche no ha funcionado como se esperaba en pretemporada, cuando marcó el mejor tiempo en Barcelona. Precisamente, Jaime Alguersuari fue uno de los protagonistas de uno de estos choques. El catalán finalizó en decimotercera posición, tras tocarse contra el bólido de Michael Schumacher en las primeras curvas.

Alonso, en cualquier caso, aseguró que con una salida mejor "habría sido una carrera más tranquila", pero hubiese acabado en la misma posición. El asturiano reconoció que la estrategia "salió bien", y que el alerón móvil "ha sido una ayuda", y aseguró que los Red Bull "no son tan fieros" como en la clasificación. "Presentaremos batalla", aseguró entre optimista y realista en declaraciones a La Sexta. Ciertamente, las cosas pintan mejor para esta temporada que tras la clasificación del sábado.

Cambios acertados

Lo cierto es que todo parece indicar que los cambios tecnológicos y normativos introducidos este año por la FIA parecen funcionar. Vettel deberá sudar mucho si quiere mantener la primera plaza en noviembre. El alerón móvil permite ataques mucho más agresivos en las zonas libres de curvas (y eso, a pesar de que esta vez solo permitió acercamientos y no ataques definitivos, su influencia será aún mayor en otros circuitos con rectas más largas). Y, por si esto no fuera poco, el efecto de los nuevos neumáticos ha sido determinante, dado que la diferencia entre unas gomas frescas y usadas es abismal.

En cualquier caso, Red Bull ha mostrado desde el primer momento que, sin ser una situación de abuso, su coche es el mejor. Y así lo mostró Vettel desde las primeras curvas.

El campeonato ha comenzado en la mejor de las situaciones. Las estrategias han ganado en importancia, las novedades tecnológicas permitirán más adelantamientos. El próximo gran premio, en Malasia dentro de 15 días, será diametralmente distinto, con una temperatura en pista mucho mayor.