La city

Amaral se cuela en La Moncloa

Los gustos musicales del vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, monopolizan desde el miércoles infinidad de conversaciones en corrillos de políticos y periodistas. Todo a raíz de que el aludido citara la canción de Amaral Sin ti no soy nada para referirse al sino de Ignacio Gil Lázaro, el diputado del PP que, semana tras semana, le pregunta sobre el caso Faisán.

Los populares han entrado en el juego de Rubalcaba, citando canciones como Aserejé (Las Ketchup), en referencia al caso de los ERE, y Cómo hemos cambiado (Presuntos Implicados). El viernes, tras el Consejo de Ministros, se le preguntó al vicepresidente si ha oído a Zapatero tararear canciones de Amaral, en referencia a su posible sucesión. Respondió que el único que canta en la ducha canciones del grupo maño es él mismo.