El actual divide los poderes

Inditex cambiará su código corporativo al asumir Pablo Isla la presidencia

Inditex cambiará su código de gobierno corporativo ante la sustitución de Amancio Ortega en la presidencia. El texto actual contempla limitar los "riesgos de acumulación de poderes en una única persona". Pero Isla será presidente con carácter ejecutivo e Inditex tendrá que modificar su redacción antes de julio.

Un relevo tranquilo, sin cambios drásticos ni sobresaltos. El consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, aseguraba el miércoles en la presentación de resultados de la empresa de distribución que a partir del próximo verano asumirá la presidencia de manos de Amancio Ortega.

Isla explicaba que no habrá ninguna revolución en la cúpula directiva, ya que su presidencia tendrá carácter ejecutivo y no supondrá cambios en el día a día de la empresa de Arteixo.

Pero que sea un relevo generacional sin dramatismos ni sorpresas no significa que no haya cambios. Uno de los primeros en el código de gobierno corporativo de la sociedad. El texto actualmente en vigor hace énfasis en la separación de poderes.

INDITEX 27,60 0,29%

Es decir, Amancio Ortega ejerce la presidencia de la empresa de la que es fundador y principal accionistas -con el 60% del capital- mientras Pablo Isla encarna el papel de gestor y responsable del devenir de la empresa dueña de Zara. En el informe anual de gobierno corporativo de 2010 remitido esta semana a la CNMV, Inditex explica que "las medidas para limitar los riesgos de acumulación de poderes en una única persona se concretan no solo en la designación de un vicepresidente primero del consejo y consejero delegado y en la delegación de facultades en el mismo, sino también en el otorgamiento de amplios poderes en los consejeros ejecutivos". Una delegación de funciones que es complementaria "de las facultades delegadas del presidente y el consejo delegado".

La compañía reitera que no habrá cambios drásticos en su dirección y que no tiene intención de nombrar nuevos directivos que diluyan el poder de Pablo Isla. Por ello -y previsiblemente antes de la junta de accionistas que aprobará su nombramiento a mediados del próximo mes de julio- modificará su código de gobierno corporativo para readaptarlo a su nueva realidad donde Isla ejercerá todo el poder. Según la empresa aún no hay una decisión definitiva en cuanto a cómo se retocará la redacción del nuevo código. Además, señalan que Amancio Ortega seguirá presente en el consejo de administración.

Cuando el pasado enero, el fundador de Inditex anunció su marcha de la presidencia explicó a sus accionistas que "esta nueva etapa, que en realidad se ha iniciado en los últimos años (...) será la combinación de la juventud y la experiencia, que, con responsabilidad y profesionalidad, llevan a hacer bien las cosas".

En la misma misiva, Amancio Ortega reconocía estar "seguro de que, con la misma lealtad y compromiso con que hemos actuado hasta ahora, responderemos a la responsabilidad que asumirá el nuevo presidente, a quien yo propongo desde la tranquilidad que disfruto en estos momentos y con la seguridad de que es lo mejor para el futuro de la compañía". Una seguridad de la que Isla ha hecho gala en diversas ocasiones. Hace solo un año reconocía a los medios de comunicación que su futuro "siempre" estaría ligado al devenir de Inditex.

Su consejo ingresó 5,42 millones en el último año

El ejercicio 2010 va a ser un gran año para los accionistas de Inditex, ya que el dividendo que perciban con cargo al resultado anual se disparará un 33%, hasta 1,6 euros por acción. Sin embargo, la retribución del consejo de administración se ha elevado de una forma mucho más discreta, un 0,7%, situándose en los 5,426 millones de euros. De esa cifra, 1,92 millones corresponden a la retribución fija; 1,61 a la variable y 1,88 millones a otros conceptos, según figura en el informe de gobierno corporativo del pasado ejercicio. En el texto también consta que la compañía gallega aprobó el pasado año un plan de incentivos a largo plazo. Inditex desglosa a la CNMV una estimación del importe devengado durante el ejercicio 2010. Para los miembros del consejo de administración de Inditex el incentivo asignado ascendió a los 2,259 millones de euros, mientras que para los directivos alcanzó los 3,841 millones.