Convenio de acreedores

Rayet Construcción abandona el preconcurso con 7,4 millones de impagos

La filial de construcción del grupo Rayet comunicó el viernes que ha presentado ante el Juzgado de lo Mercantil el escrito de desistimiento de la situación prevista en el artículo 5.3 de la Ley Concursal.

Rayet Construcción se acogió al punto 5.3 de la Ley Concursal a finales del pasado año para negociar un convenio de acreedores y evitar el concurso. De esta manera la compañía se ha blindado durante cuatro meses ante posibles demandas de concurso instadas por acreedores.

El grupo Rayet, matriz de Rayet Construcción, comunicó el 31 de enero que había refinanciado su deuda y logrado una línea de liquidez de 19 millones de euros "cuyo destino principal es el pago a los proveedores de Rayet Construcción".

La filial del grupo presidido por Félix Abánades cuenta con impagos que aparecen en el Registro de Aceptaciones e Impagados (RAI), este mes, de 7,4 millones de euros. Responden a más de 1.000 pagarés devueltos. La portavoz de la empresa explicó a este diario que dichos impagos ya se han corregido, pero que por razones administrativas tarda un tiempo en desaparecer del registro.

Rayet, primer accionista de la inmobiliaria cotizada Quabit, informó que ha llevado a cabo un proceso de reestructuración y que se "descartan otros proyectos en curso".