Cataluña

Mas cierra la cumbre anticrisis con acuerdos genéricos y de mínimos

La cumbre para la reactivación de la economía que impulsó la Generalitat de Cataluña con la participación de partidos políticos y agentes sociales se cerró el viernes con un acuerdo de mínimos que incluye medidas genéricas para asentar la recuperación. El pacto hace hincapié en la necesidad de reformar la Formación Profesional para adaptarla a las necesidades laborales. Por otra parte, el Gobierno regional se compromete a presentar un proyecto de ley para simplificar y reducir las cargas administrativas.

La cumbre también acordó "impulsar una reforma del impuesto sobre sociedades". Sin embargo, la Generalitat no tiene ninguna competencia sobre este tributo y, por lo tanto, su proyecto se limita a presionar al Gobierno español para que apruebe las medidas que proponen desde Cataluña. Por ejemplo, reclama ampliar el límite de cifra de negocios que permite a una compañía aplicar el régimen fiscal especial para las empresas de reducida dimensión. En cuanto al IVA, tributo sobre el que las comunidades tampoco tienen capacidad normativa, el acuerdo plantea que las empresas paguen el impuesto cuando cobren la factura y no, como sucede ahora, en el momento de emitirla.

La cumbre también instó a impulsar un modelo de gestión descentralizado del aeropuerto de El Prat y apostó por transferir a la Generalitat la gestión de los aeropuertos de Gerona, Reus y Sabadell.