Una nueva regla ajustará el límite presupuestario

Zapatero plantea al PP un gran pacto para frenar el gasto regional

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió el viernes con la UE a limitar por ley el gasto de la Administración central española. Y propuso a la oposición un gran pacto político para extender la norma, de obligado cumplimiento, a las comunidades autónomas.

La nueva "regla de gasto" de la Administración del Estado se incluirá en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, según el compromiso adquirido por Rodríguez Zapatero durante la cumbre europea celebrada el jueves y viernes en Bruselas. Se trata de una de las primeras consecuencias del Pacto del Euro, suscrito el viernes por los 17 gobiernos de la zona euro y el resto de socios de la UE, salvo Reino Unido, Suecia, Hungría y la República checa.

Zapatero, en cumplimiento del Pacto, se comprometió el viernes en Bruselas a "incorporar una regla de gasto en la Ley de Estabilidad presupuestaria en función del crecimiento del PIB nominal en el medio plazo". E invitó a los principales partidos de la oposición a lograr "un gran político en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para que las reglas que el gobierno se va a imponer a sí mismo se puedan trasladar a las Comunidades Autónomas".

Aunque esa negociación se prevé complicada, el Presidente del Gobierno se ha comprometido con los socios comunitarios a aprobar la nueva regla, a más tardar, durante los tres meses siguientes a la aprobación de las nuevas directivas de gobernanza económica, prevista para el próximo mes de junio o julio. Es decir, antes de noviembre. "Mi opinión es que puede haber acuerdo con la oposición", apostó Zapatero en rueda de prensa posterior a la cumbre.

España se convierte así en uno de los primeros países (junto a Alemania, Francia y Bélgica) en concretar el cumplimiento del Pacto de competitividad, en lo que parece un esfuerzo del Gobierno por mantener un ritmo de reformas que, en los últimos meses, ha permitido a España despegarse de los países rescatados (Grecia e Irlanda) o en peligro de intervención (Portugal).

Fondo permanente

El Pacto, exigido por la canciller Angela Merkel como contrapartida a la creación de un fondo de rescate permanente, requiere, entre otras cosas, la incorporación a las leyes nacionales de las normas de rigor presupuestario previstas desde 1997 en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Alemania ya adoptó esa medida al incluir en su Constitución un déficit máximo para el Estado federal del 0,35% a partir de 2016 y límites de endeudamiento a los gobiernos regionales. En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy, acuciado por Merkel, anunció el año pasado la adopción de límites constitucionales similares, todavía por aprobar.

La firma del Pacto permitió el viernes cerrar también la creación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) un fondo de rescate que desde 2013 dispondrá de una capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros.

¿Nucleares seguras?

El Consejo Europeo acordó la realización de pruebas de estrés a las centrales nucleares en los 14 países que disponen de ellas. El acuerdo, sin embargo, no concreta qué ocurrirá si un reactor no supera la prueba. España se mostró dispuesta a cerrarlo, pero otros países lo rechazaron.