Fondo de rescate

Sócrates se rebela y advierte que la caída de Portugal arrastrará a otros socios

Zapatero no ve riesgo de contagio en la crisis de la deuda portuguesa.

El primer ministro portugués, José Sócrates, se rebeló el viernes contra la insistencia de algunos socios comunitarios para que pida la intervención del fono de rescate de la zona euro. Y advirtió que la caída de Portugal, si llega a producirse, no solo desestabilizará a la zona euro sino que podría arrastrar a otros países, una clara alusión a España, considerada el país con más riesgo de contagio.

"Si Portugal cayera otros países y otras situaciones de riesgo quedarán al descubierto", señaló el portugués en rueda de prensa posterior a la cumbre europea del jueves y el viernes en Bruselas. Y evocó la temida " teoría del efecto dominó" que España parecía haber desbaratado con las reformas acometidas o anunciadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Zapatero minimizó en Bruselas el riesgo de contagio y aseguró que la zona euro "está en condiciones de que la situación política en Portugal no suponga inestabilidad financiera". Pero el presidente apremió a las fuerzas políticas portuguesas a ratificar la reducción "porque la UE se lo va a exigir".

Las medidas exigidas por Bruselas provocaron el miércoles la dimisión del primer ministro portugués después de que el Parlamento rechazara su plan de ajuste para forzar unas elecciones anticipadas a costa de condenar l país a una probable intervención internacional.

Sócrates, desafiante, aseguró que "Portugal no necesita el rescate" y criticó al presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, por dar pábulo a las informaciones que cifran en 75.000 millones de euros el coste de la operación.