La tendencia bajista se se invirtió el cuarto trimestre

Las viviendas libres iniciadas cayeron un 21,4% en 2010

La construcción sigue paralizada en España. En 2010 continuó el desplome de las viviendas iniciadas, aunque se moderó con respecto a 2009. El pasado ejercicio comenzaron a construirse 63.090 inmuebles, un 21,4% menos que en 2009, año en el que el desplome fue del 66%, mientras que se terminaron 218.572 inmuebles libres, un 38,7% menos, según informó hoy el Ministerio de Fomento.

La crisis sigue castigando la actividad constructora en España. Si en la época dorada del boom inmobiliario las viviendas libres iniciadas superaban las 600.000, ahora la cifra apenas rebasa las 63.000. En cuatro años la caída acumulada alcanza el 90%, ya que en 2006 se empezaron 664.923 obras, frente a las 63.090 del año pasado.

Las 63.090 viviendas libres iniciadas en 2010 suponen la cifra más baja de la serie histórica del Ministerio de Fomento, que arranca en 1991, y una caída del 21,4% respecto a 2009. Además, se terminaron 218.572 viviendas libres, un 38,7% menos en tasa interanual.

La tendencia bajista del conjunto del año se invirtió el último trimestre, cuando se iniciaron 13.849 inmuebles libres, un 3,4% más que en el tercer trimestre, y se terminaron 46.008, un 8,2% más.

Por su parte, en 2010 se calificaron provisionalmente 60.798 viviendas protegidas, lo que supone un descenso del 23,1% respecto a 2009, y se calificaron definitivamente (planes estatales y autonómicos) 56.996, un 16,1% menos. En el año, se aprobaron provisionalmente 78.582 operaciones de rehabilitación, un 82,4% más, y obtuvieron la ratificación definitiva 58.058 viviendas, un 38,1% más.

En el cuarto trimestre, se calificaron provisionalmente 20.184 viviendas protegidas (+72,1%) y se realizaron 27.729 aprobaciones provisionales de rehabilitación (+135,3%).

La Rioja y Melilla, donde más viviendas se iniciaron

El número de viviendas libres iniciadas en 2010 por cada 100.000 habitantes fue superior a 250 en las comunidades autónomas de La Rioja (418), Melilla (423), Castilla-La Mancha (322) y Castilla y León (255). No obstante, fueron Cataluña (10.496), Andalucía (10.175), Castilla y León (5.589) y Castilla- La Mancha (5.461) las regiones que concentraron el 50,3% de las viviendas libres iniciadas.

En cuanto al número de viviendas terminadas por cada 100.000 habitantes, los mayores porcentajes se registraron en Castilla-La Mancha (1.266), Murcia (1.123) y La Rioja (1.080). Asimismo, el mayor número de viviendas terminadas se concentró en Andalucía, Cataluña (25.441), Comunidad Valenciana (21.959), Castilla-La Mancha (21.468) y Galicia (17.245), que representan el 56,2% del total.

El mayor número de calificaciones definitivas por cada 100.000 habitantes se dio en Castilla-La Mancha (309), Navarra (303), País Vasco (271), Madrid (269) y Ceuta (254). Así, el 51,8% de las calificaciones definitivas se localizaron en Madrid (14.163), Andalucía (8.603) y Cataluña (6.786).

Respecto a las calificaciones provisionales por cada 100.000 habitantes fueron La Rioja (525) y Navarra (341) las comunidades con mayor número. Mientras que Andalucía (9.078), Cataluña (7.602), Madrid (7.396), Castilla-La Mancha (5.052) y País Vasco (4.616) concentraron el 55,5% del total.

Por su parte, las regiones con mayor número de aprobaciones provisionales por rehabilitación por cada 100.000 habitantes fueron Cantabria (1.373), La Rioja (712), Murcia (565) y Melilla (510). Tres comunidades concentraron el 55% de las aprobaciones provisionales, Cataluña (27.721), Comunidad Valenciana (8.106) y Castilla y León (7.441).

En cuanto a las aprobaciones definitivas, fueron La Rioja (887) y Ceuta (805) las que más procesos registraron, concentrando el 59% de ellas Cataluña (19.634), Comunidad Valenciana (9.241) y Galicia (6.011).