Gómez asegura que es una reforma flexible

El Gobierno aprueba la jubilación a los 67 años

El Gobierno aprobó hoy la reforma de las pensiones, por la que se retrasa la jubilación hasta los 67 años, según explicaron en la rueda de prensa posterior al Consejo de Miniostros el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez.

Valeriano Gómez, ministro de Trabajo
Valeriano Gómez, ministro de Trabajo

Valeriano Gómez, en cualquier caso, aseguró que esta reforma responde a cuatro principios. En primer lugar, a la "sostenibilidad" , a la "adecuación" para que lo que abonan a las arcas públicas los empresarios y trabajadores tenga su reflejo en lo que cobran posterormente como pensionistas; en la "gradualidad de su implantación" (comenzará a entrar en vigor en 2013, aunque no finalizará hasta 2027); y la "flexibilidad". En este último punto, Valeriano Gómez recalcó que existirán diversas modalidades, no sólo la jubilación a los 67 años, sino habrá fórmulas para ser pensionista a los 63 o, incluso, a los 61 años, cuando las condiciones de la empresa así lo permitan.

Esta reforma ha sido muy polémica. Tanto, que después de que los sindicatos amenazaran al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con una nueva huelga general si decidía retrasar la jubilación más allá de los 65 años y tras varias reuniones maratonianas, los interlocutores sociales y el Ejecutivo lograron acercar posturas y sellar en febrero un acuerdo en esta materia, con algunas indicaciones también sobre negociación colectiva, políticas activas de empleo y energía.