Futuro

De la atomización a la concentración

Los expertos pronostican nuevas fusiones por la necesidad de especialización o capital.

No se trata solo de alquilar coches. El negocio del renting requiere músculo financiero y experiencia. El sector es relativamente pequeño. Pocas empresas se llevan la mayor parte del pastel: las cinco primeras acaparan más del 90% del mercado. Y cuatro de ellas están respaldadas por grandes grupos financieros. Con todo, los tiempos de incertidumbre de la crisis pueden producir aún movimientos en un mercado de poco más de una veintena de firmas. La mayor parte de los especialistas no descarta fusiones.

"Existen tres grandes grupos de distribuidores de renting. Las compañías que pertenecen a entidades financieras a través de su red de oficinas, las independientes que comercializan mediante sus canales de venta y las compañías de coches", explica José Luis Rodrigo, director gerente de Ibercaja Leasing. "El futuro irá por la unión o colaboración entre quien es especialista en los servicios que precisa el automóvil y gestiona la venta del valor residual, y quien es especialista en la actividad financiera y tiene la distribución comercial. No olvidemos que hay un componente muy importante, que es el riesgo financiero", remacha.

El proceso de concentración que los expertos auguran tiene una doble explicación. Algunos operadores no lo consideran un buen negocio, explica Pedro Malla, director general de ALD Automotive, compañía líder del grupo financiero Société Générale. "En un sistema en el que escasea la liquidez, algunos agentes pueden decidir retirarse del mercado". Aunque ese no fue el caso de la última gran operación protagonizada por La Caixa y Arval, del grupo BNP Paribas, continúa Malla. No era financiación lo que necesitaba la entidad: "Se hacía evidente una especialización", la otra arista que explica el proceso de concentración.

"En España estamos analizando las oportunidades de negocio", admite Malla. "En perspectiva, siempre estamos a la expectativa y aquí, en concreto, estamos oteando". No se atreve a dar nombres, mientras que algunas de las empresas de renting asociadas a las pequeñas cajas prefieren no responder a las preguntas de CincoDías. Con todo, es más que probable que la geografía del sector presente nuevas fronteras muy a corto plazo.

Características

El renting tiene un gran componente financiero. El servicio incorpora además toda la gestión del vehículo y traslada al cliente el ahorro que supone el poder de compra de un importante volumen de coches.

Un negocio para las empresas de casa

Dicen que la palabra crisis es oportunidad", afirma Pedro Malla, director general de la compañía ALD Automotive. "Pueden surgir grandes oportunidades y alianzas. El gran problema que había antes en el renting es que crecíamos a dos dígitos porque el negocio estaba infradimensionado en España", termina el director de la firma vinculada a SG. Con todo, los expertos descartan la irrupción de un nuevo operador internacional en el mercado español. La mala situación económica juega una baza en ese sentido.

"En España el renting llegó con 20 años de retraso", confirma Agustín García, presidente de la Asociación de Renting española. Razón por la que "hay aún margen de mejora, sobre todo desde el lado de las pymes", continúa Jorge Bautista, director general de ING. El experto también recalca que el panorama actual dificulta la aparición de actores foráneos. "Seguiremos los que estamos", resume Pedro Malla.