La deuda con Hacienda, clave

La familia Ruiz-Mateos ultima la venta del Rayo Vallecano

La familia Ruiz-Mateos ultima las negociaciones para la venta del Rayo Vallecano, con la deuda de la entidad como eje principal del acuerdo. Sergio Ignacio González Sobrino, empresario vinculado el sector inmobiliario, es actualmente el mejor situado en la carrera por hacerse con el club vallecano.

Escudo del Rayo Vallecano
Escudo del Rayo Vallecano

El club de futbol Rayo Vallecano está a punto de salir de las manos de la familia Ruiz Mateos. Las negociaciones están muy avanzadas, según fuentes de la familia, y un grupo inversor comandado por el empresario constructor Sergio Ignacio González Sobrino es el mejor situado.

Los 21,68 millones que, según reflejan las cuentas del club, debe a Hacienda la familia Ruiz Mateos es uno de los puntos clave en la negociación. El grupo de González Sobrino tendría prácticamente acordado un plan de pago con el erario público que podría extenderse hasta los 6 años. Según datos del registro mercantil, el futuro comprador del Rayo aparece como administrador único de las siguientes empresas: Unión Técnicos y Arquitectos SA; Inversiones Civiles S.J.A. SL, y División Inmobiliaria FES S.L.

Nueva Rumasa, actual propietaria del club, ha afirmado a través de un comunicado que "en ningún caso están cerradas las negociaciones con ninguno de los posibles compradores". Pero reconocen que la próxima semana "se podrían avanzar las negociaciones con los distintos grupos de inversores".

El desgaste de la familia Ruiz-Mateos ha ido en ascenso desde que se destapó el escándalo de Nueva Rumasa. Hoy mismo ha sumado un nuevo episodio: El Juzgado de Instrucción número 45 ha citado a declarar el próximo lunes a José María Ruiz-Mateos, y a su hijo Javier Ruiz-Mateos Rivero como imputados en la investigación contra el Rayo Vallecano por tres presuntos delitos fiscales.