Habrá sanciones para los lentos

Neumáticos, KERS y aerodinámica, las grandes novedades

La temporada se presenta con más cambios que nunca en el reglamento. Neumáticos, KERS... La Federación Internacional del Automóvil (FIA) y la Formula One Administration (FOAM) pretenden que las nuevas modificaciones aumenten el espectáculo sobre el asfalto.

Pirelli vuelve a los circuitos de la Formula1. Tras 20 años apartada de la parrilla desbanca a la japonesa Bridgestone y será el único proveedor hasta 2013. La FOAM, con Bernie Ecclestone a la cabeza, y la FIA quieren emociones fuertes. Le han pedido a Pirelli que fabrique un material compuesto que obligue a tener dos o tres paradas en boxes por carrera. Unos neumáticos que se degraden de manera que los coches vayan a diferentes velocidades, lo que propiciará más facilidad en los adelantamientos.

Los últimos circuitos diseñados por Hermann Tilke, como los de Turquía y Abu Dhabi, tienen recorridos muy cerrados, lo que dificulta que los pilotos se pasen unos a otros. La FIA y la FOAM quieren revitalizar el espectáculo y creen que los nuevos neumáticos aumentarán el atractivo. Los pilotos, sin embargo, no lo tienen tan claro. Hamilton, Vettel o Alonso ya han mostrado sus reticencias. "Con los Pirelli no podemos frenar tan fuerte", "Antes llegaba al final de la recta y pisaba con todas mis fuerzas. Si ahora hago eso, lo más normal es que se bloqueen, sobre todo los traseros, como si levantara el freno de mano. Es más complicado", ha afirmado el español.

La combinación del KERS y el alerón trasero móvil. Esta doble novedad debería servir al mismo objetivo: mejorar el espectáculo y favorecer los adelantamientos. El sistema de recuperación de energía cinética, KERS, vuelve tras un año de veto. Este sistema convierte la fuerza de frenada en caballos añadidos, unos 80, durante siete segundos por vuelta. Ambas novedades persiguen aumentar el aerodinamismo de los monoplazas. El piloto que vaya por detrás y pretenda adelantar podrá levantar la parte móvil trasera 50mm, el alerón trasero queda casi plano, abre un agujero por el que pasará mucho más aire y reduce el agarre. Se estima que podrá ganar una velocidad punta de entre 11 o 12 kilómetros por hora. Pero solo podrá utilizarse en los últimos 600 u 800 metros de la recta y bajo indicación de los comisarios, siempre que la distancia entre un coche y el que se quiere adelantar sea de un segundo. "Habrá que ver cómo funciona el sistema, aunque creo que todavía veremos algunos ajustes", ha advertido Sebastian Vettel.

La famosa norma del 107%. Los más lentos serán penalizados, tal y como sucedía 20 años atrás. Los monoplazas que a aquellos que no logren un tiempo mínimo del 107% de la pole position del mejor en la primera tanda clasificatoria no podrá tomar la salida. Pero hay excepciones: las escuderías que acrediten en los entrenamientos libres que son capaces de rodar dentro de los tiempos límite obtendrán el permiso de los comisarios.

Nuevas sanciones: Hasta ahora, las sanciones que podían aplicar los comisarios eran tres: un stop & go (penalización de 10 segundos), un drive-through (no detenerse en boxes) o penalizar con la perdida de posiciones en la parrilla de la siguiente prueba. Este año, los comisarios podrán imponer cuatro nuevas sanciones en caso de conductas antirreglamentarias: suspender la participación a la próxima carrera, invalidar el resultado obtenido, una amonestación y una penalización con más tiempo.

ârdenes de equipo: La polémica del adelantamiento consentido entre Massa y Alonso no se repetirá este año. La FIA no penalizará las órdenes de equipo esta temporada. Pero estará vigilante: eEl código deportivo internacional establece que se penalizará "todo procedimiento fraudulento o maniobra desleal que perjudique el espíritu de sinceridad de las competiciones o los intereses del deporte automovilístico".