_
_
_
_
Coste de la catástrofe

Munich Re renuncia a su objetivo de beneficios para 2011 tras el terremoto de Japón

La reaseguradora alemana Munich Re ha cifrado inicialmente el coste de las reclamaciones derivadas del "devastador" terremoto y posterior tsunami registrados en Japón en alrededor de 1.500 millones de euros, antes de impuestos, lo que ha obligado a la entidad a renunciar a su objetivo de beneficios de 2.400 millones de euros marcado para este año, según informó en un comunicado.

La reaseguradora explica que el coste derivado de catástrofes naturales en el primer trimestre de 2011 ascenderá a más de 2.500 millones de euros, ya que al terremoto de Japón hay que sumarse los costes que supondrá el seísmo de Nueva Zelanda, las inundaciones de Brisbane y el ciclón Yasi en Australia. Esta cifra está "muy por encima" de la prevista por la compañía, lo que le ha llevado a renunciar a sus objetivos de beneficios.

La reaseguradora explica que esta estimación inicial de pérdidas se basa únicamente en un modelo, ya que, dado el elevado grado destrucción, la posibilidad de nuevas réplicas y dificultad de las labores de desescombro, llevará muchas semanas evaluar las pérdidas y la reclamaciones que presenten las aseguradoras japonesas.

En este sentido, añade que generalmente no es hasta una etapa más avanzada del proceso cuando se conoce si las reaseguradas se ven afectadas por las pérdidas de las aseguradoras y en qué medida. Además, a esto se añaden las incertidumbres sobre el impacto que la catástrofe tenderá en el flujo internacional de bienes y en las interrupciones de los suministros de los productores industriales japoneses.

Munich Re, cuya relación con el sector asegurador japonés se remonta a 1912, ha estimado que las pérdidas que provocará en sus cuentas el terremoto se deberán principalmente a sus coberturas en el negocio comercial. Así, recuerda que en términos generales la cobertura por terremoto en el sector residencial está garantiza por un fondo del Estado nipón conjunto con el sector privado.

En este sentido, añade que, según lo recogido por la regulación, las pérdidas de esto fondo no deberían transferirse al mercado reasegurador internacional. Además, añade que el sector de las aseguradoras privadas tampoco debería verse afectado de forma significativa por el accidente en la planta nuclear de Fukushima.

El consejero delegado de Munich Re, Torsten Jeworrek, subrayó que el hecho de que sea el cuarto más grave registrado en el mundo deja entrever el tamaño de las pérdidas y el sufrimiento que ha provocado. Así, añade que seguirán poniendo a disposición de sus clientes en Japón todos sus medios disponibles y les apoyarán a la hora de hacer frente a las pérdidas.

Con este anuncio, la alemana sigue los pasos del grupo suizo de reaseguros Swiss Re que anunció este lunes que ha cifrado inicialmente en 1.200 millones de dólares (845 millones de euros) el coste que supondrá para la entidad las reclamaciones, antes de impuestos, como consecuencia del terremoto y el tsunami de Japón.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_