Para garantizar el principio de unidad de cuenca

El Gobierno y la Junta pactarán una gestión transitoria del Guadalquivir

Los gobiernos central y andaluz se reunirán el próximo miércoles en el seno de la comisión bilateral y acordarán una fórmula transitoria para que el Estado encomiende la gestión del Guadalquivir a la Junta hasta que se pacte una normativa definitiva en esta materia.

Así lo ha explicado el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, tras reunirse con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para analizar la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que ha anulado el artículo 51 del Estatuto andaluz que otorgaba a la comunidad la competencia exclusiva sobre las aguas del Guadalquivir.

Para hacer efectivo ese artículo, la Comisión Mixta de Transferencias aprobó en su día un decreto del traspaso de la gestión del río a la Junta, que ahora tras el fallo del TC queda sin efecto.

Por ello, ambos gobiernos acordarán, previsiblemente el miércoles, un nuevo real decreto que de forma transitoria sustituya al anterior y que encomiende la gestión del río a la Junta, a fin, según Griñán, de "garantizar la seguridad jurídica hasta que se acuerde la normativa que definitivamente vaya a gobernar la gestión del Guadalquivir a partir de la sentencia del TC".

De todos modos, Griñán ha dejado claro que, sea cual sea el acuerdo, ambas administraciones quieren garantizar el principio de unidad de cuenca y la participación de las comunidades autónomas por las que también discurre el Guadalquivir.