Informe

AIE: Japón tendría que incrementar su consumo de crudo en unos 200.000 barriles diarios

El terremoto y el tsunami en Japón tendrán un "impacto profundo" en el ámbito de la generación de energía del país, según un informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicado hoy en París.

Ambos fenómenos afectaron a la industria nuclear nipona, que genera más de una cuarta parte de la electricidad del país, y obligaron a "cerrar once reactores, que representan 9,7 gigavatios (de capacidad", recordó la AIE.

Además, afectaron a una capacidad de producción en petróleo, gas y carbón equivalente a 8,5 gigavatios, agregó.

La AIE precisó que la situación actual en el país es "cambiante" y que cualquier estimación sobre la demanda de energía en Japón es "prematura".

A pesar de ello, la Agencia consideró que Japón está ante un cambio "significativo" a corto plazo y que el carbón, el petróleo y el gas van a tener que suplir parcialmente al sector nuclear.

Las centrales fuera de servicio generan en condiciones normales un total de 60 teravatios (TWh) de electricidad al año y la AIE estimó que hay en Japón suficiente capacidad de generación de energía a partir del crudo para compensar esa pérdida.

Como consecuencia del terremoto, continúa la AIE, han quedado afectados 3,8 gigavatios de esa capacidad de generación eléctrica a partir del crudo y en 2009 se utilizó sólo el 30% de esa fuente de reserva, suficiente para generar 100 teravatios (TWh), con un empleo de 360.000 barriles diarios de petróleo (crudo y fuel).

Para suplir esos 60 teravatios, Japón tendría que incrementar en ritmo anual su consumo de crudo en unos 200.000 barriles diarios, recordó la agencia.

La AIE compara esta previsión de incremento de consumo con los 250.000 barriles diarios de crudo de más que tuvo que consumir el país en 2007 cuando un terremoto afectó a la central de Kashiwazaki-Kariwa.