Tras dejar en suspenso el plan para alargar la vida de las centrales

Merkel anuncia la paralización de las plantas atómicas más viejas de Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado hoy la paralización de las centrales atómicas más antiguas de Alemania, mientras dure la moratoria de tres meses para verificar la seguridad de las centrales nucleares del país.

La desconexión afecta a "las plantas que fueron construidas antes de 1980", mientras que las de construcción posterior podrán continuar funcionando con normalidad mientras dure la moratoria de tres meses, dijo Merkel.

El anuncio se ha producido tras una reunión con los jefes de gobierno de los cinco estados federados con plantas nucleares y los ministros de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, y Economía, Reiner Brüderle, en la Cancillería Federal.

Sin consecuencias en el suministro eléctrico

La canciller alemana adelantó ya ayer el posible cierre de las plantas atómicas con tecnología mas obsoleta y subrayó que esa medida no afectaría al suministro eléctrico en Alemania, del que un 25% procede de la energía nuclear.

La oposición socialdemócrata, verde y de la Izquierda acusa al gobierno de Merkel de actuar por meros motivos electoralistas ante los comicios regionales de este fin de semana en Sajonia-Anhalt y la semana próxima en Renania-Palatinado y Baden-Württemberg, donde los sondeos electorales le eran crecientemente adversos.

En Baden-Württemberg, donde la Unión Cristianodemócrata (CDU) gobierna ininterrumpidamente desde la II Guerra Mundial, mas de 60.000 personas participaron el pasado fin de semana en una manifestación para exigir el cierre de la central de Neckerwestheim, que ahora Merkel no descarta. Mientras tanto, una encuesta publicada hoy por el instituto demoscópico Infratest-dimap revela que el 70 por ciento de los alemanes considera que un accidente como el de la central japonesa de Fukushida es posible en este país.

Un 60% de los encuestados exigen el abandono de la energía nuclear lo antes posible y un 53% el cierre inmediato de la totalidad de las plantas nucleares en Alemania, que cuenta con 17 reactores en actividad.

Según cifras de las organizaciones ecologistas mas de 100.000 personas se manifestaron anoche en unos 450 puntos de Alemania para exigir el fin de la energía nuclear, varios cientos de ellas ante la Cancillería Federal.